Aterrizaje del Alavés en la Liga que más le interesa

Calleri, en el centro junto a Daniel Torres y Laguardia, cuenta con opciones de formar parte del once inicial alavesista./Blanca Castillo
Calleri, en el centro junto a Daniel Torres y Laguardia, cuenta con opciones de formar parte del once inicial alavesista. / Blanca Castillo

El Glorioso, con un Calleri que apunta a la titularidad, prueba su solidez ante un Valladolid que quiere estrenarse

Fernando Ruiz de Esquide
FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

El Alavés aterriza hoy en la Liga que más interesa. Después de una secuencia exigente ante Barcelona, Betis y Espanyol saldada con un botín notable de cuatro puntos y un juego aún en estado embrionario, la escuadra albiazul inicia en Valladolid una serie de partidos determinantes para tratar de ganar estabilidad y poner tierra de por medio con la zona baja. Duelos (le seguirán Rayo Vallecano, Getafe y Levante) donde la prioridad siguen siendo los puntos sumados, pero en los que también contarán los que no logren los rivales. En el caso de esta tarde en el Nuevo Zorrilla, en una pelea a priori áspera ante un recién ascendido. Un club con dificultades económicas que han derivado en el cambio de propiedad y una plantilla justa para la categoría, pero también un equipo que ha mostrado solidez en el inicio del campeonato. No ha marcado, pero solo ha encajado un tanto. «Un rival de los nuestros», resumió Abelardo a la hora de contextualizar el partido.

Ante las dudas abiertas en la alineación albiazul por la baja del lesionado Borja Bastón, el técnico asturiano aplicó el viernes el primer filtro al explicar que la posibilidad de Burgui como segundo punta no entraba en sus planes. Ayer, llegó el apunte de la convocatoria, donde Brasanac y Calleri, los dos últimos fichajes del verano, se estrenaron, así como Diéguez por los problemas físicos de Adrián Marín. Más o menos según lo previsto con una plantilla albiazul más equilibrada que el pasado campeonato y, en principio, recursos para vadear los problemas coyunturales en forma de lesiones o sanciones. A partir de ahí, se trata de demostrar que el nivel general del equipo, cuyo objetivo pasa por pelear cada partido al límite, se mantiene sin resentirse por bajas puntuales.

Ventaja para el argentino

En la quiniela del ataque alavesista y con Sobrino en principio como un fijo, la ventaja en la tarde de hoy es para Jonathan Calleri. Si no hay sorpresas, debutará con la camiseta albiazul y sus opciones de hacerlo en el once inicial parecen muy altas. El argentino se ha ejercitado «bien» durante toda la semana, como recordó Abelardo, mientras que Guidetti y Twumasi, las otras dos opciones, apenas han acumulado un par de sesiones junto a sus compañeros. El técnico albiazul suele, además, apostar por decisiones que fortalecen el grupo, aunque será necesario esperar hasta una hora antes del choque para conocer cuál es la decisión definitiva del preparador albiazul.

También la determinación para el centro de la defensa, donde la ausencia y los largos viajes de Maripán en el paréntesis liguero dejan abierta la posibilidad de que Ximo Navarro se estrene como titular en el centro de la defensa. Hasta ahora, esa parcela del campo ha resultado fija. Además de Maripán, también Pacheco, Martín, Laguardia y Duarte han acumulado todos los minutos en las tres jornadas iniciales. La escuadra albiazul solo ha encajado un tanto en las dos últimas jornadas ante Betis (0-0) y Espanyol (2-1), aunque Abelardo ya apuntó que uno de sus objetivos en la última semana ha sido apuntalar el sistema defensivo. Porque tanto andaluces como catalanes desestabilizaron por momentos al Alavés más de lo habitual en partidos que pudieron decantarse por cualquier de los lados. De hecho, cuatro puntos en un saldo que cualquier albiazul hubiera firmado tras observar completos esos dos choques.

En una Liga aún en terreno de exploración, Valladolid y Alavés afrontan además hoy un duelo con ciertas novedades para ambos. El conjunto pucelano sólo ha jugado en casa ante el Barcelona mientras que los albiazules solo han disputado fuera de casa el choque en el Camp Nou. En definitiva, ni unos ni otros se han medido a una dificultad normal en condición de local y visitante. Es decir, al tipo de duelo que se espera esta tarde entre dos equipos cuyo primer mandamiento pasa por el orden defensivo.

Un rival hambriento

El Valladolid aguarda con hambre de sumar su primera victoria en el regreso a la máxima categoría, donde hasta ahora ha sumado dos puntos con empates sin goles en Getafe y Girona. Ese tipo de aliciente que normalmente se transforma en un grado de competitividad elevada. Ya lo demostró el conjunto pucelano ante el Barcelona en aquel césped impracticable, pero en un duelo donde Keko o Toni Villa ya demostraron su explosividad en las bandas del ataque. Una advertencia para un Alavés que también debe aún fijar su perfil como visitante.

«Seguir sumando», fue la frase que utilizó Abelardo para referirse al choque de hoy. El técnico es consciente de que en el inicio de campaña los puntos suman en la clasificación, pero también en la cabeza de los jugadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos