Aspas sufre una recaída y no estará en Mendizorroza

Iago Aspas, en el banquillo durante el encuentro ante el Levante en Balaídos./EFE
Iago Aspas, en el banquillo durante el encuentro ante el Levante en Balaídos. / EFE

La estrella del Celta se resintió de sus molestias en el gemelo durante el calentamiento ante el Levante

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

El Celta no levanta cabeza. Tras la dolorosa y preocupante derrota que sufrió ante el Levante en Balaídos, el conjunto vigués ha recibido un nuevo mazazo. Su estrella, Iago Aspas, que se encontraba a punto de reaparecer, se resintió de sus molestias en el calentamiento ante el conjunto granota y no podrá estar el sábado en Mendizorroza. La estrella celeste sintió un pinchazo mientras se preparaba para saltar al césped como revulsivo, por lo que Miguel Cardoso decidió no arriesgar. Horas después, sin embargo, los médicos del club gallego detectaron una «re-rotura fibrilar en el gemelo derecho».

El equipo gallego se encomendaba a su mejor futbolista para revertir su profunda crisis, que le ha empujado hasta el borde de los puestos de descenso y ha dejado a su técnico en el alambre. Con este nuevo golpe, sin embargo, el Celta deberá buscar un nuevo recurso como golpe de efecto. Para ello recuperará a Maxi Gómez, sancionado en la última jornada, aunque tampoco podrá contar con Riyad Boudebouz, que vio la cartulina roja en su debut ante el Levante.

El Celta solo ha sumado tres puntos de los últimos 15 posibles, un registro que se agrava aún más con una perspectiva más amplia. En las diez últimas jornadas, los celestes tan solo han cosechado dos triunfos y un empate. Las dudas todavía planean sobre el futuro de Cardoso, que se negó a responder si el duelo que dirigió ante el Levante sería el último en el banquillo celtiña. La grada de Balaídos, de hecho, mostró su enfado con el técnico y con su presidente, Carlos Mouriño, a quien pidió que presentara su dimisión.