Garitano: «La semana pasada fue Pacheco y esta ha aparecido Diego López»

David Gallego, de blanco, y Asier Garitano se saludan antes de comenzar el partido en Mendizorroza./Igor Martín
David Gallego, de blanco, y Asier Garitano se saludan antes de comenzar el partido en Mendizorroza. / Igor Martín

Asier Garitano se muestra «contento» con los cuatro puntos en las primeras dos jornadas y felicita a Sainz, Duarte y Marín «que han estado bien»

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

El que ha tocado mucho césped sabe que siempre hay que pisar por donde lo hace el buey. Y esa es la senda que promete seguir el Alavés de Asier Garitano esta temporada. Cuatro puntos en dos jornadas. Los mismos que el Real Madrid. Más que el F.C. Barcelona. Nada que altere al técnico de Bergara. Porque podría haber sido un seis de seis si Diego López no saca dos manos espectaculares en el descuento, pero Garitano habría calcado el discurso que realizó tras el partido. Por cierto, el mismo que hace una semana tras ganar al Levante. «Queríamos ir creciendo durante el partido desde la solvencia», volvió a decir. Como un mantra.

Lo curioso es que el entrenador albiazul parecía más satisfecho con el empate ante el Espanyol que con la victoria frente al Levante. «Estoy contento en líneas generales», llegó a reconocer. Era hasta lógico. Como él mismo explicó: «la semana pasada el Levante tuvo más y mejores ocasiones y nuestro portero nos dio la oportunidad de sumar y ganar porque metimos un gol»; sin embargo, ante los catalanes «nosotros hemos tenido las ocasiones y ha sido su portero el que ha realizado dos muy buenas intervenciones al final». Es decir, lo que preocupa a Garitano es lo que sucede en campo propio y no tanto lo que se construye en el rival. Al menos por el momento.

La solvencia como mantra

«Es importante ser solvente defensivamente porque eso es lo que te deja atacar más veces. Y nuestra idea es poder atacar muchas veces, porque cuantas más veces ataques, más posibilidades tienes de marcar. Claro que para eso es importante, más en nuestro perfil de equipo, que no tengamos equivocaciones. Que no nos generen en medio campo y desde aquí ir creciendo. Hoy nos han generado poco y hemos tenido ocasiones claras», zanjó la explicación.

Como para no estar contento. «Ha sido un partido muy parecido al de la semana pasada» -insistió- «en el que nuestro portero sacó dos ocasiones claras e hicimos un gol. En consecuencia tenemos cuatro puntos, que es bueno. Hemos estado bien. No hemos tenido gol. Eso es todo. Cuatro puntos son muy buenos». Lógica aplastante, pocos conceptos y hablar lo justo para evitar jardines. El buey viejo no pisa mata, y si la pisa no la maltrata, dice el refranero.

Donde se le vio más animado a Garitano fue en la valoración de sus jugadores. Felicitó al debutante Borja Sainz, el buen partido de Duarte como central y la entrega e incorporación de Adrián Martín al ataque. «Han estado bien los tres. Con Adrián buscábamos que a los interiores del Espanyol les costara replegarse y así lograr situaciones de dos contra uno en banda. En la segunda parte ha generado dos ocasiones buenas. Por otro lado, cuando he visto que Luis (Pina) estaba fatigado he pensado en la intensidad que tiene Borja (Sainz). Didac estaba con tarjeta y queríamos más profundidad. El chaval ha completado 25 minutos muy buenos y nos ha ayudado defensivamente. Ha tenido una ocasión muy buena al final. Ha sido una pena que no marcara», lamentó, pensando más en la alegría del canterano por marcar en su primer partido que por el resultado en sí.

Garitano evita los charcos pero no da puntada sin hilo. Defender no es un fin, es un medio para salir al ataque y aunque simule que no le importa el resultado -aún no apremia- quiere ganar y plantea los partidos para hacer el mayor daño posible al rival. «Necesitamos tres medios para aguantar por dentro al Espanyol. Luego quería tener gente en el banquillo para dar la misma presión de la primera parte y un punto más y aprovechar que habían jugado el jueves y físicamente podrían bajar», justificó la titularidad de Lucas Pérez.