Asier Garitano asume que «el partido del domingo es como una final»

Imanol Alguacil y Asier Garitano se saludan antes del partido de ayer en Anoeta. /j. etxezarreta
Imanol Alguacil y Asier Garitano se saludan antes del partido de ayer en Anoeta. / j. etxezarreta

El técnico del Alavés asegura que está «tranquilo» y mira ya al duelo ante el Mallorca, «un rival que va a estar con nosotros de mitad de tabla hacia abajo»

MIKEL URIARTE

Asier Garitano no puso peros a la tercera derrota consecutiva de su equipo. En cierta forma, ya había avisado en la previa del dominio de la Real Sociedad sobre su equipo y no falló en su impresión inicial. Las diferentes dinámicas que traían ambos conjuntos así lo advertían. «Sabíamos que iba a ser difícil. Veníamos de dos derrotas y la Real, de dos victorias. El estado de ánimo suele contar mucho, sobre todo en los inicios de partido. Habíamos hablado de que necesitábamos esa seguridad, más que nada de ir apretando desde la gente de arriba para tener menos problemas. Hemos introducido siete cambios con gente que necesitamos ir viéndolos. Éramos conscientes de que nos iba a costar, como así ha sido. Hemos sacado conclusiones de la gente que ha entrado en el once. Estamos haciendo cosas en competición que debíamos haber hecho en pretemporada, pero han cambiado muchos roles de mucha gente», zanjó con su habitual tono el técnico de Bergara.

Garitano se mostró convencido de que la mejoría llegará desde la tranquilidad y el apoyo del entorno alavesista. Lo cierto es que es el primer momento crítico del curso, con tres tropiezos consecutivos y sin mucho tiempo para lamentarse. «La mentalidad se cambia sabiendo quién eres y que las dificultades pueden venir. Cada derrota te da un estado de ánimo peor, aunque no hay que olvidar quiénes somos y dónde estamos. Vamos a ir a más y cuando las cosas están peor seguro que la solución está más cerca. Pienso que vamos a hacer las cosas bien. Tengo la tranquilidad que se van a lograr los objetivos planteados», afirmó el entrenador albiazul.

Sin variar su idea inicial, lo que sí cambio fue más de la mitad del once titular y, a tenor del resultado, tampoco funcionó. «Hemos visto jugadores en un escenario difícil. Estamos mirando a la competición y al mismo tiempo a medio plazo para ver a dónde podemos ir. Futbolistas como Borja, Burke, Magallán o la situación de Guidetti hay que verlos. Son muchos jugadores en poco tiempo, pero nos va a ayudar», dijo Asier Garitano, que asume las apreturas del momento pese a haberse jugado tan solo seis encuentros.

«Hay que afrontar el choque del domingo como una final. Es un rival que va a estar con nosotros de mitad de la tabla para abajo. Estamos para pelear eso. Hemos dejado jugadores fuera para el domingo», zanjó el técnico guipuzcoano, que reconoció que el vestuario estaba tocado, aunque trató de levantar el ánimo de los suyos nada más llegar al vestuario. «Ahora mismo no estoy preocupado y venimos de tres derrotas. Vamos a seguir en la línea que creo que debemos continuar para salvarnos; para poder pelear con bastantes equipos», manifestó .

Pere Pons

También Pere Pons se mostró contrariado tras lo sucedido en el derbi. Jugó su primer encuentro completo con la camiseta albiazul, aunque los réditos personales quedaron eclipsados por el batacazo colectivo recibido. «Ha sido una lástima, porque no nos ha salido lo que el míster ha propuesto. No creo que hayamos hecho tan mal partido como para encajar tres goles en la primera parte. Teníamos ganas de revertir la situación, pero no ha sido posible. El domingo tenemos otra batalla para que así sea», admitió el centrocampista albiazul. El jugador catalán disfrutó de su segunda titularidad y mostró sus ansias por mostrar su mejor versión. «Quiero participar más y ofrecer mi nivel. Este encuentro me ha servido para coger más ritmo. Tengo muchas ganas de darle a este club el máximo porque ha apostado fuerte por mí», manifestó Pere Pons.