afp

El presidente de la Real destapa avances en el traspaso de Guridi al Alavés

«Estamos llegando a un acuerdo», dice Aperribay, que apunta al mediocentro de 27 años como «salida temprana» hacia el club albiazul

Iván Benito
IVÁN BENITO

Jon Guridi (Azpeitia, 1995) está muy cerca de convertirse en el que sería el sexto fichaje del Deportivo Alavés teniendo en consideración el de Anderson Arroyo. Pese a que Sergio Fernández lo calificó el miércoles de «rumor tremendamente complicado de realizar» y adoptó ante los medios una postura prudente ante el interés de equipos de Primera División como el Rayo, Jokin Aperribay, el presidente de la Real Sociedad, fue ayer mucho más clarividente. «Estamos llegando a un acuerdo. Solo hay que esperar», declaró durante la presentación de una de las nuevas incorporaciones donostiarras.

El máximo dirigente realista se sometió a las preguntas de los periodistas y en materia de las bajas de la plantilla, informó de que «habrá dos o tres salidas tempranas». «Las que tenéis en la cabeza con los clubes que tenéis en la cabeza», agregó antes de mencionar a la entidad albiazul. Señala de forma ineludible el nombre de Jon Guridi, un jugador «apetecible» para el Alavés, con contrato vigente hasta 2024 pero por el que el club albiazul está dispuesto a invertir ante la buena sintonía que está cimentando con la entidad txuri urdin.

El técnico, Imanol Alguacíl, no cuenta con el azpeitiarra, de 27 años, y el club busca un traspaso. Un movimiento por el que el Alavés, según diversas fuentes, pagará alrededor de un millón de euros para adquirir en propiedad a un viejo anhelo de su dirección deportiva. Lo intentó reclutar en el verano de 2020, tras ser uno de los más destacados del Mirandés que alcanzó las semifinales de Copa, y tampoco lo logró en el último mercado de invierno en medio de una temporada en la que Guridi jugó solo 8 partidos ligueros, uno como titular, anotando un gol.

Precisamente su llegada al área contraria es uno de los puntos fuertes del centrocampista guipuzcoano. De largo recorrido y con buen trato de balón fruto de las exigencias de la cantera realista. Reclutado para Zubieta desde el Lagun Onak, debutó a las órdenes de Eusebio Sacristán, precisamente en Mendizorroza (1-0), en marzo de 2017, con 22 años. Pero una lesión de gravedad en la rodilla derecha le mantuvo diez meses alejado de los terrenos de juego y le hicieron plantearse la retirada.

Tuvo que salir cedido al Mirandés durante año y medio para rodarse y dejar atrás los problemas físicos. En Anduva se reencontró consigo mismo y disfrutó de un año mágico a las órdenes de Andoni Iraola. El mismo entrenador que ahora le reclamaba para incorporarse a su Rayo, pero parece que la conexión entre el Alavés y la Real va a decantar la llegada a Vitoria del centrocampista, a quien también le seduce el reto alavesista de ascender a Primera. A falta de concretar las condiciones del traspaso, el club vitoriano ultima el acuerdo que convierta a Guridi en alavesista con un contrato de larga duración.