Historias en albiazul

Ánimos al unísono

Santiago de Pablo
SANTIAGO DE PABLO

Me contaba un amigo que cuando iba de niño a Mendizorroza le sorprendió alguna vez escuchar a los aficionados corear a la vez los nombres del Deportivo Alavés y del conjunto al que se enfrentaba el cuadro albiazul. Por ejemplo, enlazando con el último partido de liga en Mendizorroza, gritaban al unísono «¡Alavés! ¡Burgos!». Era un reflejo

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores