Toni Moya protege el balón ante Muniain. / Igor Aizpuru

El salto de Toni Moya

La irrupción del centrocampista en el once es una de los pocos estímulos positivos en el errático inicio liguero del Alavés

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN Vitoria

Un pacense balear. O al revés. «Nací en Extremadura, tengo toda mi familia allí, pero toda mi vida he vivido en Mallorca. Me siento un poco de los dos, mitad y mitad», explica Toni Moya (Mérida, 1998). Criado en Son Servera, jugó en el equipo de su pueblo –Serverense– y el Manacor antes de enrolarse en las categorías inferiores del Mall