El Alavés negocia el fichaje del lateral izquierdo Adrián Marín

Adrián Marín, a la derecha, conduce la pelota ante la oposición de Gareth Bale./Domenech Castelló
Adrián Marín, a la derecha, conduce la pelota ante la oposición de Gareth Bale. / Domenech Castelló

El acuerdo con el Villarreal por el traspaso es casi total y tan solo queda concretar la duración del contrato

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

El Alavés volverá a apostar por el talento por explotar para completar su lateral izquierdo. El conjunto albiazul negocia la incorporación de Adrián Marín, canterano del Villarreal, y tiene ya perfilado y avanzado el acuerdo con el club amarillo. Tan solo quedan por concretar los últimos detalles del contrato del futbolista. Las conversaciones se centran ahora en la extensión del vínculo del murciano, de 21 años, al que el club albiazul quiere atar hasta 2022. El equipo del paseo de Cervantes cerraría así por completo su línea defensiva, a la que también se ha sumado Ximo Navarro.

El Alavés mantiene su apuesta por Rubén Duarte, que se asentó de forma convincente en el once titular tras un inicio de temporada decepcionante. No obstante, la incorporación de Marín abriría una competencia directa y sellaría una demarcación por la que el pasado curso pasaron hasta cuatro futbolistas. Pedraza, Alexis, Diéguez y el propio Duarte desfilaron antes de que el almeriense convenciera a Abelardo hasta la recta final de Liga, cuando tuvo que guardar reposo por una lesión que arrastraba en un tobillo.

El Alavés confía en provocar la explosión definitiva de Adrián Marín, al que el Villarreal apenas alineó en la última temporada. Se trata de un movimiento similar al que se alcanzó el pasado verano con Alfonso Pedraza, aunque en esta ocasión se trate de un traspaso. El extremo andaluz se encontraba casi inédito con la elástica amarilla cuando aterrizó en Vitoria, aunque contaba con excelentes referencias del Lugo, en Segunda División. El nuevo objetivo albiazul, en este sentido, cuenta con una temporada de experiencia completa en la máxima categoría, la que disputó cedido en el Leganés cuando el cuadro 'pepinero' se estrenaba en la elite (campaña 2016-17).

El Villarreal, sin embargo, no termina de perder la esperanza en la irrupción definitiva de su canterano y apuesta por incorporar una cláusula de recompra para los próximos años. El Alavés estaría dispuesto a incluirla, siempre a cambio de que el precio del traspaso se reduzca de manera sensible. De hecho, la primera decisión que tomó el club amarillo tras el paso del lateral por el Leganés fue renovar su contrato hasta 2021, lo que confirma las expectativas que guardaba el conjunto de El Madrigal por su joven promesa.

Alternativas

El Alavés no tirará la casa por la ventana para blindar una posición que considera que está bien armada con Duarte y la alternativa del recién incorporado Ximo Navarro. Incluso Martín Aguirregabiria, en un momento muy puntual, podría ocupar el ala izquierda de la defensa, tal y como ha hecho a lo largo de la presente pretemporada por las distintas molestias musculares que han sufrido los albiazules en su regreso al trabajo. La entidad del paseo de Cervantes entiende además que la inversión que realizará por Marín conlleva un riesgo mínimo y que puede amortizarse con facilidad.

A pesar de que Marín no terminó de asentarse en el once titular de Asier Garitano durante la campaña de su estreno en Primera, deslizó algunos detalles que, con algo de experiencia y rodaje, podrían cristalizar en un firme candidato a ocupar un carril zurdo fijo en la máxima competición. El lateral murciano disputó en total trece encuentros de Liga con los de Butarque, aunque sólo siete de ellos fueron completos. Se trata, por lo tanto, de un futbolista que no derribará la puerta de la titularidad desde el primer instante, pero que puede empezar a cuajar en uno de los puestos que más dudas generó la pasada campaña hasta la llegada de Abelardo en la jornada 13.

Su última campaña, a las órdenes de Javier Calleja, se limitó a tres encuentros completos de la Europa League, todos ellos en la fase de grupos; dos de Copa y tres de Liga, el último de ellos en la última jornada en casa contra el Real Madrid. Su papel no pasó de lo testimonial. Es más, su protagonismo fue incluso mayor en la campaña anterior a la cesión al Leganés. En el curso 2015-16, con Marcelino en el banquillo, el defensor llegó a participar en once encuentros, nueve de ellos completos, cuando solo tenía 18 años.

Marín, por lo tanto, entiende ahora que ha llegado el momento de salir de en busca de experiencia con la que evolucionar para que su nombre comience a sonar con asiduidad en el fútbol de máximo nivel, y más con el proyecto continuista que prepara el 'submarino' amarillo con Calleja, quien ha limitado su posibilidad de acción a la mínima expresión.

Internacional sub'21

El perfil del joven lateral responde más al de un defensor correcto y ordenado que al de un futbolista de gran despliegue y potencia ofensiva, lo que encaja mejor en el estilo de Abelardo, orientado a ataques rápidos y de pocos efectivos que al acaso y derribo general. Marín, además, ha recorrido casi todas las categorías inferiores de la selección española, incluidas las sub'21 y la sub'19.

El Alavés, en definitiva, confía en contribuir a que el joven jugador termine de florecer en Primera, algo que ha logrado con otros futbolistas que no parecían estar llamados a brillar en la élite tan a corto plazo y que experimentaron una explosión inmediata, como Theo Hernández, Marcos Llorente e, incluso, el propio Pedraza, el espejo en quien quiere mirarse el nuevo objetivo albiazul.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos