Ibai Gómez celebra uno de los tres goles que marcó en Montilivi. / El CORREO

Milagros, brotes verdes y puntos de inflexión

El pasito adelante que el Alavés dio ante el Espanyol requiere de un subidón anímico urgente que cambie su rumbo y eleve su autoestima

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN Vitoria

El Deportivo Alavés ya sabe lo que es remontar un inicio tan malo como éste. Tiene el ejemplo cercano, en tiempo y, sobre todo, en espacio. Lo tiene en casa, de hecho, en aquel conjunto albiazul que en la temporada 2017-18 enderezó el rumbo tras perder sus primeros seis partidos –cuatro con Zubeldía y dos más con Cabello como técnico interi