El Alavés recibirá al Levante el sábado 6 de noviembre a las 18.30 horas

Después de jugar un lunes ante el Betis y el próximo martes ante el Elche, Mendizorroza recupera una franja horaria normal ante los granotas

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN Vitoria

Mendizorroza volverá a un horario medianamente normal ante el Levante, el sábado 6 de noviembre a las seis y media de la tarde, en la jornada 13 del campeonato liguero. Después de recibir al Betis el lunes a las siete y esperar al Elche el próximo martes a la misma hora, la afición alavesista podrá disfrutar de una tarde sabatina en las gradas. La primera vez desde que ya no hay restricciones de aforo.

Ante el conjunto verdiblanco, pese a ese horario tan irrespetuoso con los aficionados, Mendizorroza registró un buen ambiente y la mejor entrada de la temporada, que de momento se queda solo en 10.227 espectadores, con bastantes aficionados béticos en las tribunas de Mendizorroza. Fue el día del regreso de Iraultza 1921 al Fondo Polideportivo, donde desplegaron una pancarta contra el fútbol entre semana: «591 días después, no habéis aprendido nada. No al fútbol los lunes», denunciaba el texto.

Antes de llegar al duelo ante los granotas, los de Javi Calleja tienen dos duelos fundamentales ante Cádiz –sábado– y Elche –martes– y un complicado desplazamiento a Camp Nou –sábado 30–. Después les espera el tercer parón liguero por compromisos internacionales.