Mendilibra dirige un entrenamiento de Osasuna en la temporada 2010-11. / Fernando Gómez

El otro 'efecto Mendilibar'

El nuevo entrenador del Alavés ya firmó con Osasuna una gran reacción para huir del descenso en la única vez que cogió un equipo a mitad de temporada

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN Vitoria

De futbolista frío a entrenador visceral. La metamorfosis de José Luis Mendilibar (Zaldibar, Bizkaia, 1961), es un trayecto entre contrastes. Como jugador era «un membrillo», según se autodefinió en alguna ocasión. «Con mucha calidad, pero algo medroso», precisaba Blas Ziarreta, su entrenador en el Sestao de los Valverde, Aspiazu, Karmona.

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Aprovecha esta oferta, suscríbete 3 meses por solo 12€, ahorras un 40%