Martín saca de banda en un enrtrenamiento. / D. Alavés

«Un equipo como el Alavés debe resaltar por su fortaleza defensiva», destaca Martín

El canterano lamenta la incertidumbre generada por el aplazamiento, pero asegura que el equipo no ha perdido «ritmo competitivo»

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN Vitoria

«Recuerdo el gol de la temporada pasada, de los que se suelen ver pocos». Martín Aguirregabiria hace memoria para hablar de los derbis ante Osasuna en Mendizorroza, coto privado del conjunto rojillo las últimas temporadas. «Será un partido duro y competido, así han sido los últimos, y tenemos que igualar su carácter e intensidad», reflexiona el defensa vitoriano, consciente de la exigencia que conlleva «un equipo que llega con muchos efectivos al área y lanza muchos centros laterales».

Jagoba Arrasate está utilizando un 4-3-3 con Lucas Torró, Moncayola y Darko Brasanac en el centro del campo, Rubén García como principal amenaza por banda y Kike García en punta. En la recámara, armas peligrosas como Budimir o Chimy Ávila. Un duro examen para un entramado defensivo albiazul en entredicho tras encajar ocho goles en tres partidos. «Al final, un equipo como el Alavés tiene que resaltar por su fortaleza defensiva –reconoce Martín–. Desde ahí construimos el equipo y sacamos resultados. El grupo viene trabajando en ese aspecto cada vez mejor y esperemos que se refleje en el partido».

El lateral derecho, de momento, aguarda su oportunidad. Fue titular ante el Real Madrid por la baja de Ximo, pero ocupó plaza en el banquillo en los dos siguientes, a la sombra del andaluz. «Conozco al entrenador del final de la temporada pasada. Creo que confía en mí y esto es largo, tiene que elegir once y hay que estar siempre preparado», zanja el canterano.

El de mañana será el primer partido albiazul en tres semanas, 22 días después del disputado en Mestalla (3-0). «Hemos aprovechado para meter carga de trabajo y pudimos competir contra el Sevilla. No es que lleguemos sin ritmo de competición», subraya Martín, al que este período, «más que largo», se le ha hecho incierto. «Lo peor es que no sabíamos qué iba a pasar. Se suspendió el partido del Villarreal, después parecía que íbamos a jugar, se suspendió de nuevo...», apunta.

Será, además, el primero con los nuevos aforos en Mendizorroza. «Te motiva, es un factor a tener en cuenta. El Alavés en 'Mendi' es muy fuerte y lo vamos a ver», concluye Martín. Las únicas bajas albiazules son Pere Pons y Javi López, que siguen al margen del equipo por sendas lesiones musculares, y vuelve Duarte tras sanción.