Joselu se lamenta durante el partido del domingo en El Sadar. / Igor Martín

Alavés

La desconexión del faro albiazul

Joselu encadena siete jornadas sin marcar y el sábado puede superar su peor racha goleadora desde que es jugador del Alavés

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN Vitoria

El Deportivo Alavés se está quedando sin certezas. Ni colectivas, con una identidad rasgada por un desfile de entrenadores que ha hecho del albiazul un equipo que ya no sabe quién es, extraño en un proyecto sin rumbo que trata sin éxito de disimular sus carencias sobre la marcha. Ni particulares, con futbolistas engullidos por ese agujero negr

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ahora puedes acceder a todo el contenido por solo 3€ el primer mes