laliga

Deportivo Alavés

El Alavés encauza el fichaje del realista Jon Guridi

El centrocampista azpeitiarra, de 27 años, es un viejo anhelo de Sergio Fernández, que ya tanteó su incorporación en invierno

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN Vitoria

El Deportivo Alavés ha reavivado su interés por Jon Guridi (Azpeitia, 1995). No es nuevo, viene de lejos. Un viejo anhelo de la dirección deportiva albiazul que, esta vez sí, tiene visos de convertirse en realidad. El centrocampista de la Real Sociedad lleva tiempo en la agenda de Sergio Fernández, que ya tanteó su cesión en el último mercado invernal, pero es ahora, tras el descenso, cuando el club babazorro parece haber encauzado de manera definitiva su incorporación. En forma de traspaso a negociar con la entidad txuri-urdin, con la que tiene contrato hasta 2024.

«Hay conversaciones con la Real Sociedad porque es un club amigo con el que nos gustaría tener líneas de colaboración», apuntó Sergio Fernández en la presentación de Xeber Alkain, procedente del filial realista. No es habitual escuchar explicaciones tan reveladores de la boca del leonés cuando habla del mercado. El jugador azpeitiarra, de 27 años, ha despertado el interés de equipos de Primera –el Rayo de Andoni Iraola, con quien Guridi destacó en el Mirandés–, pero esa conexión entre Mendizorroza y Anoeta puede resultar fundamental para la llegada a Vitoria del centrocampista, a quien también le seduce el reto alavesista.

Tiene contrato hasta 2024, pero no entra en los planes de Imanol y llegaría en propiedad

traspaso

La suya es la historia de una promesa truncada por las circunstancias. Por las lesiones, que jalonaron su trayectoria hasta que hace tres temporadas halló en Anduva el trampolín necesario para asentarse en el primer equipo donostiarra. Reclutado para Zubieta desde el Lagun Onak, debutó a las órdenes de Eusebio Sacristán, precisamente en Mendizorroza (1-0), en marzo de 2017, con 22 años. Pero ahí se empezó a torcer todo. Hasta el punto de plantearse abandonar la práctica del fútbol profesional.

Lesión grave y Mirandés

«Osteocondritis disecante en el cóndilo femoral interno de la rodilla derecha de grado IV con un fragmento óseo desprendido». El diagnóstico que Guridi no olvidará. La lesión que le mantuvo diez meses de baja, aunque le costó más de año y medio recuperar la normalidad futbolística.  Volvería a jugar cuatro partidos con la Real la temporada siguiente, pero la articulación le seguía dando la lata, incapaz de entrenarse con regularidad, y tuvo que seguir un programa de adaptación progresiva que en la campaña 2018-19 le devolvería al Sanse para volver a empezar. Para coger impulso.

Ese curso fue cedido al Mirandés en el segundo tramo del campeonato. Y ofreció tan buenas sensaciones en Anduva que el club rojillo renovó el préstamo para que el centrocampista explotara en la categoría de plata en el ejercicio 2019-20, el de las semifinales de Copa, precisamente ante la Real, a las órdenes de Iraola. Como mediocentro de largo recorrido, buen trato de balón, llegada al área y notable capacidad de trabajo en la presión. Virtudes que llamaron la atención de, entre otros, Sergio Fernández, que puede captar al azpeitiarra tres cursos después de aquella explosión.

8

El dato

Partidos ligueros que disputó Guridi la temporada pasada (solo uno como titular).

Frenada en su vuelta a San Sebastián por la competencia de primerísimo nivel de la Real en su posición. Zubimendi, Zubeldia, Merino, Guevara, Illarramendi, Silva, Rafinha... La temporada pasada jugó solo 8 partidos ligueros, solo uno como titular, en los que marcó un gol. En su trayectoria acumula 30 encuentros en Primera y 36 en Segunda.