Calleri estira el momento albiazul

Alavés-Getafe en directo Liga Santander 2018-19/
Alavés-Getafe en directo Liga Santander 2018-19

El argentino, que provocó un penalti fallado por Ibai, rescató en el descuento un punto que mantiene al Alavés entre las estrellas

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

Resultaba inevitable lanzar algún suspiro, quejido o lamento cuando el final del encuentro se acercaba y el Alavés embocaba su primera derrota del curso en Mendizorroza. Un penalti fallado de la manera más inocente y un remate al larguero suponían un indulto excesivo para el Getafe de Bordalás, que firmaría un decreto ley para que las victorias pudieran lograrse con medio gol. El equipo de Abelardo había dejado escapar una oportunidad de oro para extender su idilio de efectividad y codearse con los líderes de la Liga, algo tan adictivo como simbólico. Todo empezaba a estar teñido de decaimiento por la sensación de perder un encuentro sin merecerlo ante un adversario tacaño y con una jugada de dudosa legalidad. Pero sobre la muralla antiaérea de Bordalás emergió de pronto la cabeza de Calleri para estirar el dulce momento albiazul.

El subidón final, similar al que rubricó Ibai en Valladolid en el minuto 93, disipó de golpe cualquier signo de depresión e hizo estallar de nuevo Mendizorroza, que llevaba casi un mes huérfano de fútbol, de remontadas vertiginosas o goleadas históricas ante rivales que se presumen directos. El desaliento se estrelló en las redes de David Soria, que apenas pudo desviar unos centímetros el implacable testarazo de Calleri. El argentino solo acumula dos partidos completos con la elástica albiazul, por lo que podría ser imprudente encumbrarlo desde ahora. Pero lo que resulta evidente es que el ariete se desenvuelve como pocos en el área, es un verdadero tormento para los centrales y, además, aprieta los dientes más que nadie cuando el cansancio pesa como un menhir.

1 Alavés

Pacheco; Aguirregabiria, Laguardia, Ximo, Duarte; Jony, Brasanac, Wakaso (Manu García, min. 62), Ibai Gómez (Burgui, min. 80); Sobrino (Guidetti, min. 73) y Calleri.

1 Getafe

David Soria; Damián Suárez, Bruno, Djené, Cabrera; Portillo, Arambarri (Markel Bergara, min. 77), Maksimovic, Amath (Foulquier, min. 84); Mata y Ángel (Jorge Molina, min. 70).

Goles
0-1, m.80: Amath. 1-1, m.93: Calleri, de cabeza.
Árbitro:
Prieto Iglesias (Comité navarro). Mostró tarjeta amarilla a los locales Wakaso (min.44), Manu García (min.82), Jony (min.82) y Brasanac (min.88), y a los visitantes Arambarri (min.75) y Maksimovic (m.95)
Incidencias:
Partido correspondiente a la sexta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio de Mendizorroza ante 18.373 espectadores.

Por un momento, pareció que al Alavés se le había agotado la poción mágica de la efectividad. El Getafe gozó de las mejores ocasiones mientras Mendizorroza se santiguaba ante una estampa de Pacheco. El extremeño salvó en dos minutos dos acciones clarísimas para Ángel y Jaime Mata. La grada contuvo el aliento porque el desarrollo del encuentro no presagiaba nada bueno. El cuadro de Bordalás salió con una intensidad abrumadora, ganaba un palmo con cada disputa ganada y parecía un púgil de un peso mayor. La escapada que hizo posible Pacheco, sin embargo, dio una vida extra que los vitorianos desperdiciaron hasta en dos ocasiones.

Ibai, el hombre pletórico del Alavés, le indicó a David Soria cuáles eran sus intenciones exactas en el penalti, con explicaciones nítidas y con el cuerpo orientado, a falta de cinco minutos para el descanso. El guardameta azulón agradeció la camaradería del bilbaíno, cuyo fallo empezó a mellar la moral de los albiazules. Y más aún cuando Laguardia estrelló en el larguero un cabezazo casi idéntico al del pasado curso, en el que adelantó al Alavés para enderezar la permanencia. El central cazó la pelota demasiado alta y no consiguió darle la dirección deseada para acercar el coliderato con el Barcelona y el Real Madrid.

El equipo de Abelardo trataba de estirarse mientras el Getafe rascaba más que una lija. Los azulones fueron al límite en cada balón dividido, triplicaron el número de faltas de los vitorianos (22 frente a 8) y, de manera paradójica, los anfitriones se llevaron el doble de amarillas (4 frente a 2). Prieto Iglesias fue demasiado indulgente y permisivo con quien más cera repartía y se echó en falta alguna cartulina preventiva para frenar la sangría. Y claro, como los madrileños se veían de barra libre, elevaron un punto su agresividad en cada disputa.

El golpe más duro se lo llevó sin duda Pacheco, que sufrió un escalofriante encontronazo con Jaime Mata cuando el delantero tenía imposible llegar a un balón en profundidad. Pero más fulminante resultó el impacto del gol. El propio Mata bajó la pelota que le enviaron desde el cielo y se la sirvió a placer a Amath, que soltó un latigazo directo a la escuadra. Los albiazules protestaron una posible mano del delantero azulón en el control, pero ni siquiera los cuatro ángulos del VAR permitieron despejar por completo la duda.

El Alavés apeló de nuevo a su coraje, el corazón y la energía extra que le quedaba en la reserva. Los vitorianos evitaron entrar en el juego de las apariencias de los madrileños, exprimieron el reloj y buscaron el empate de la manera más directa. Primero lo intentó Guidetti con un cabezazo forzado que se marchó alto. Pero aún quedaba una última bala en el cajetín. Ximo Navarro amartilló la pistola y Calleri solo tuvo que apretar el gatillo para estirar el dulce momento albiazul.

 

Fotos

Vídeos