Piterman, en un momento del reportaje. / Movistar+

Deportivo Alavés

El Alavés exige a Piterman que su perdón «debe empezar por resarcir los daños causados»

El club albiazul, en boca de su presidente, Alfonso Fernández de Trocóniz, responde al reportaje que el ucraniano «es la etapa más negra del Alavés y pretender ahora blanquearla con unas declaraciones pueriles es un insulto»

Jon Aroca
JON AROCA

El Deportivo Alavés ha respondido este viernes a las declaraciones del que fuera máximo accionista de la entidad, Dmitry Piterman, en un reportaje emitido este jueves por Movistar+. En un comunicado donde se pronuncia el presidente del club, Alfonso Fernández de Trocóniz, la entidad albiazul se muestra muy crítica con el ucraniano y sus palabras. «Si Piterman quiere el perdón del Deportivo Alavés, debe empezar por resarcir los perjuicios causados», reza el escrito.

«Piterman es la etapa más negra del Alavés y pretender ahora blanquearla con unas declaraciones pueriles es un insulto a los colores, la afición y la historia de este club y un desprecio a la decencia», añade Fernández de Trocóniz. Un paso por el club calificado como «esperpento» con «'actuaciones teatrales' que hundieron la imagen de un club histórico» o ataques a aficionados, jugadores y prensa.

En ese proceso de resarcir los perjuicios causados el club vitoriano pone énfasis en el apartado económico. La entidad recuerda que se encuentra a la espera de una vista oral por la vía Penal, donde se le imputan cargos de «presunta apropiación indebida, administración desleal y falsedad contable». Por ello, en el caso de ser condenado, el club exige «que se resarza al Alavés de los perjuicios que se acrediten en el juicio». La Fiscalía pide tanto para él como para su mano derecha, Pepe Nereo, cuatro años de cárcel.

El club también «lamenta que ahora, 15 años después de su cobarde huída de Vitoria, se intente blanquear a través de un reportaje televisivo la imagen de un dirigente condenado en lo Mercantil por la gestión del club» y que, en ese sentido, «escuchar las palabras de Piterman pidiendo disculpas como si sus hechos no hayan tenido las nefastas consecuencias que tantos años han durado es del todo inaceptable».