Pellistri cae ante Razak en el duelo copero ante el Linares. / J. M. PedroSA

Las viejas dudas de un equipo obligado a recalcular la ruta

El batacazo copero devuelve al Alavés a casillas anteriores que hablan de fragilidad defensiva, escasez ofensiva y angustia

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN Vitoria

«Hay que pensar en la Liga», decía Javi Calleja tras el varapalo. No queda otra, claro, ya no hay más competiciones. «No hay que mirar atrás», precisaba el técnico albiazul. Eso es más complicado. La herida está ahí, a la vista. Esas cosas no cicatrizan en unas horas. Quedan jugadores señalados y la constatación de que la segunda unida

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Aprovecha esta oferta, suscríbete 3 meses por solo 12€, ahorras un 40%