Borrar
Jesús Andrade

Deportivo Alavés

Clamor en Mendizorroza contra un eventual traslado del estadio

Peñas y pequeños accionistas piden en la previa del partido contra el Girona un «campo moderno y cómodo»

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Viernes, 10 de mayo 2024, 20:57

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Reivindicación dentro y fuera del campo. Las peñas y pequeños accionistas del Deportivo Alavés han leído este viernes, en la previa del partido contra el Girona, un manifiesto titulado 'No a la deslocalización de Mendizorroza' en el que rechazan la posibilidad de construir un nuevo estadio para el club en otra ubicación. Dentro, en un campo muy animado, han mantenido el nivel de protesta.

Con un cántico que ya es la seña de la casa: 'De Mendizorroza no nos moverán'. Iniciado en el minuto 19 del partido por el fondo de animación, pero respaldado de una u otra forma por buena parte del estadio. Misma fuerza que para apoyar el manifiesto a las puertas del estadio. Ahí centenares de aficionados han acompañado a los lectores de un texto que deja clara su negativa a que el estadio abandone su actual emplazamiento.

Piden, tanto a las instituciones como a la entidad albiazul, «transparencia a la hora de definir el proyecto en todos sus términos» y que esto se haga por medio de un «proceso inclusivo, participativo y a la vista de toda la ciudadanía». El texto lo firman diversos grupos Iraultza 1921, Arabako Garrasia, Accionistas Albiazules, Aguraindarrak, Alabéscat, Dulantzi Albiazul, Gintonic Albiazul, Glorioso 117, La General y Tribuneros Albiazules.

En la lectura, que en castellano ha corrido a cargo de un Emilio Quílez que desempeñó varios cargos en el club, han estado presentes varios centenares de aficionados del club que han cerrado el acto con un contundente 'De Mendizorroza no nos moverán' que han repetido dentro del campo. También ha habido una amplia presencia exjugadores de la entidad a lo largo de diversas generaciones como Óscar Tellez, Arambarri, Pablo Gómez, Sabino Álava, Jito o Tito Subero. Los firmantes asumen la necesidad de renovar un Mendizorroza que «sufre innumerables achaques fruto del paso del tiempo y de la desidia de quienes debían haberse ocupado de su conservación, mejora y mantenimiento». Por eso piden «un campo moderno y cómodo, sin goteras ni columnas, que cumpla las normas básicas de accesibilidad y seguridad». Un estadio «que pueda dar cabida a nuevos alavesistas y visitantes y que mantenga la atmósfera y el ambiente que nos diferencia». Pero creen que ese «necesario avance no puede significar una ruptura con los valores que aportan identidad a los propios clubes».

Modelo de ciudad

Sobre todo denuncian la posible «deslocalización y construcción en otro sitio» del nuevo Mendizorroza. Ahí lamentan que hayan sido las instituciones las que «preparan el terreno ante la opinión pública» y que no sea el club el que primero se haya pronunciado sobre el tema. Tanto el diputado general, Ramiro González, como la alcaldesa de Vitoria, Maider Etxebarria, en sendas tribunas abiertas en las páginas de EL CORREO expresaron la posición de estar abiertos a la posibilidad de construir un nuevo estadio en una ubicación diferente a la actual. Los diez grupos firmantes ven al consejo de administración albiazul «parapetado tras los discursos» de las instituciones «a las que se pretende recurrir para financiar el supuesto proyecto».

«Conllevaría un evidente perjuicio para los servicios, con especial incidencia al centro y barrios aledaños»

En relación a esa posible obra achacan al club «ni consultar a la afición» ni tampoco «tener en cuenta sus preferencias e incomodidades». Ese traslado a otra ubicación, presumiblemente mucho más alejada del centro de la ciudad que en la actualidad, colisiona a su parecer con «el modelo de ciudad» que se plantea para Vitoria. «Conllevaría un evidente perjuicio para los servicios, con especial incidencia al centro y barrios aledaños» a Mendizorroza. «¿Cómo va a dar vida a la ciudad un alejamiento de la instalación? ¿Cómo casa ese alejamiento con mantener los valores de sostenibilidad de los que nuestra ciudad gusta presumir?», se cuestionan.

Contra un «multiusos»

Los colectivos esgrimen otros dos argumentos. El primero, el rechazo a una posible «instalación multiusos» en referencia a la posición expresada en varias ocasiones por el club de utilizar el estadio para más actividades que la meramente futbolística. El último en expresarse en esa línea fue el presidente del Grupo Baskonia-Alavés, Josean Querejeta. «Un estadio con estas características obliga a buscar rentabilidades mediante un uso que vaya más allá de 25 o 30 partidos anuales. No es posible una inversión de estas características si no tiene un enfoque más amplio», escribió hace unas semanas en estas páginas. Los grupos también se cuestionan por qué «lo que era válido en 2016 y 2019», en referencia a los proyectos para renovar y ampliar Mendizorroza a aforos de 32.000 y 27.000 espectadores, respectivamente, sin trasladarlo a otra ubicación, «no lo es en 2024».

Solicitan que el proyecto se someta a un «proceso inclusivo, participativo y a la vista de toda la ciudadanía»

Asimismo, muestran su convencimiento de que la posición de que la mayoría de la afición respalda las demandas de estos colectivos. «El alavesismo ha hablado; lo hizo en su casa -ya hubo cánticos de 'De Mendizorroza no nos moverán' hace dos semanas-, lo hace cuando se le pregunta, también de forma espontánea en redes sociales y lo hace, sin duda, de forma mayoritaria pidiendo las necesarias mejoras para su casa, reivindicando nuestra historia y memoria colectiva y descartando una mudanza que traería consigo deslocalización, incomodidades, desarraigo, lejanía, desnaturalización y perjuicio para nuestra ciudad», explican. «¡No nos moverán!», sentencian.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios