Abelardo: «Ha sido un partidazo, la victoria soñada»

Abelardo celebra la victoria del equipo. /efe
Abelardo celebra la victoria del equipo. / efe

«Es mérito de mis jugadores, me he encontrado con una plantilla fantástica, a nivel futbolístico y humano. Y la unión se nota en el campo», subraya el entrenador albiazul

IÑIGO MIÑÓN

Y la grada de Mendizorroza volvió a corear el nombre de 'Pitu' Abelardo. El artífice de la milagrosa reacción de la pasada temporada. El del Alavés que, tras ganar al Real Madrid, aunque sea pendiente de otros resultados, se coloca colider de Primera División, empatado en lo más alto de la tabla con el propio equipo blanco y el Barcelona. El que ha renovado la configuración táctica de su equipo para, con tres jugadores en el centro del campo, colapsar la circulación de balón de un coloso internacional. El asturiano, serio por fuera pero inevitablemente sonriente por dentro, se quita méritos y traslada los focos a sus futbolistas. «Es mérito de mis jugadores, me he encontrado con una plantilla fantástica, a nivel futbolístico y humano. Y la unión se nota en el campo», subraya el entrenador albiazul, que resta importancia a la clasificación. «Sabemos quiénes somos y esto solo significa que estamos catorce puntos más cerca del objetivo, estos ya nadie nos los quita. Hay que seguir con la misma humildad, no podemos relajar, ya lo vivimos en Valencia».

Ha sido, a su juicio, «más trabajo nuestro que carencias del Madrid», destaca Abelardo. «Hemos sido un equipo muy completo». En todas las facetas. «El trabajo defensivo ha sido espectacular, pero hemos tenido criterio con el balón, hemos sabido leer nuestras salidas y crear ocasiones. Me voy muy contento, sobre todo, por encima de resultado súper positivo, por la imagen de equipo. Hemos visto un Alavés intenso, el que nos gusta ver a todos».

«Un partidazo», en definitiva. «Hemos empezado un poco dubitativos cinco o diez minutos, pero en el momento en el que nos hemos asentado el equipo ha hecho un trabajo fantástico». Cambio de sistema incluido, con tres jugadores en el centro del campo, Pina como pivote posicional y Wakaso y Brasanac más adelantados, ejecutando un gran trabajo de presión sobre la posesión blanca. «Los tres pivotes han estado muy bien, ellos solo han tenido la opción de jugar por fuera y nosotros en los centos laterales somos fuertes», explica el técnico alavesista. Una de las claves para conseguir «la victoria soñada». Por el trabajo, el rival, el minuto y el marco incomparable de un Mendizorroza entregado.

 

Fotos

Vídeos