Abelardo: «Yo nunca he hablado de Europa»

Abelardo corrige la posición de sus jugadores en el campo. /Rafa Gutiérrez
Abelardo corrige la posición de sus jugadores en el campo. / Rafa Gutiérrez

El técnico albiazul resta importancia a los dos puntos regalados en Mendizorroza y vuelve a enfatizar la «espectacular temporada del Alavés»

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Llegó cariacontecido Abelardo a la sala de prensa de Mendizorroza. Incluso le preguntaron por su estado de ánimo. «¿Triste? No. Estoy fastidiado por mis jugadores, no por mí. Yo me levanto con una alegría tremenda cada mañana. El Alavés tenía que estar luchando con el Valladolid, con 34 puntos, por salvar la categoría y a cinco jornadas del final estamos con 46, en la pelea con el Athletic, la Real, el Sevilla y el Valencia. Es una temporada espectacular», insistió.

De hecho, regateo cualquier cuestión sobre una hipotética clasificación continental. «Yo nunca he hablado de Europa», aseguró. «Yo he hablado de estar lo más arriba posible al final de la temporada». Un eufemismo bonito, pero poco útil. Aún no se conoce un equipo que haya intentado algo diferente en la historia del fútbol. «Ahora, como llevamos cinco partidos sin ganar parece un desastre y no es así. Yo trabajo cada partido para ganarlo. Veremos dónde estamos en la jornada 38».

El discurso del partido a partido es tan respetable como cualquiera. El no identificar objetivos para no dejar de alcanzarlo. Sin embargo, choca con las continúas referencias a la temporada en su conjunto con las que el asturiano esquivó la realidad de que, contra el Valladolid, se dejaron escapar dos puntos que estaban ganados en el minuto 24.

«Hemos jugado bien»

Eso también pareció casualidad en palabras del Pitu. «El primer tiempo hemos empezado bien y con esa jugada afortunada del primer gol y el segundo en una falta lateral. Creo que luego ha sido clave marcharnos con el 2-1 al descanso. Eso les ha permitido meterse en el partido. En la segunda parte hemos tenido veinte minutos muy buenos y después es verdad que han sido superiores. Les ha llegado el penalti y han tenido alguna ocasión más. También nosotros una clara al final. Ha sido un partido de ida y vuelta. Con muchos espacios. Demasiado abierto para lo que me habría gustado. Nos faltó control teniendo ese dos cero en el marcador. El partido estaba descontrolado y lo que no nos beneficiaba y en dos jugadas aisladas, una falta lateral y el penalti, y nos han fastidiado un trabajo bueno que hemos desarrollado durante todo el partido».

De hecho, solo ha aceptado que el punto se viera como algo negativo por la dinámica. «El punto, tras un dos cero, lo ves como una cosa negativa. Habría sido mejor los tres». Está claro. «Hay que seguir peleando. Llevamos 46. La temporada es extraordinaria y mis jugadores se dejan todo en el campo. Lo que nos falta es esa pequeña dosis de suerte que teníamos en la primera parte de la temporada. Esto es fútbol»