Abelardo: «La marcha de Ibai no es excusa, pero se nota mucho»

Míchel y Abelardo se saludan antes del inicio del partido en Mendizorroza. /Jesús Andrade
Míchel y Abelardo se saludan antes del inicio del partido en Mendizorroza. / Jesús Andrade

El técnico del Alavés lamenta una derrota «que no fue justa» y agradece el esfuerzo de Wakaso y Burgui, obligados a jugar pegados a las bandas

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

El Rayo se llevó ayer los tres puntos y la sonrisa de Abelardo de Mendizorroza. El entrenador albiazul compareció en sala de prensa con un semblante muy diferente al de las últimas diez ocasiones, las que llevaba sin perder en casa. El discurso fue igual de calmado y educado que siempre. Realista.

El lenguaje no verbal, en cambio, decía otra cosa. No le hizo gracia el resultado al asturiano y lo dijo. «No me parece que sea justo», aseguró. «Hoy -por anoche- ha sido un partido en el que no hemos estado acertados en el remate y el Rayo se lleva la victoria porque ha marcado».

No es Abelardo de los que critica nada en el postpartido. Ni propio ni del rival. Trata de leer el lado positivo de las cosas. No obstante, la loa al trabajo y la entrega de sus dos jugadores de banda titulares -Wakaso y Burgui- deslizaba un descontento con los acuerdos alcanzados en el mercado invernal.

«¿Qué juego de bandas?», respondió cuando le cuestionaron sobre la menor incidencia de los extremos que en partidos anteriores. «Jony no estaba para jugar 90 minutos y se nos ha ido Ibai. Los que están, Waka y Burgui, pues hacen lo que pueden y bastante bien. Sabíamos que la marcha de Ibai nos iba a afectar. No es una excusa. No digo que hayamos perdido dos partidos seguidos porque él no está, pero si se va una pieza importante, se nota. Burgui y Waka hacen lo que pueden y yo se lo agradezco».

«Confío en el VAR»

De hecho, en los primeros 15 minutos de partido, el ghanés fue el mejor. «Ha empezado muy centrado e incisivo. Luego me ha parecido que Manu no estaba a gusto en el campo y opté por meter a Jony y pasar a Waka al doble pivote. Creo que hemos acertado. Desde ese momento hasta el final, que hemos pasado a Laguardia como delantero centro, ellos no han tenido ningún acercamiento. Lo malo es que no ha habido fortuna».

Fiel a su discurso humilde y con los pies en el verde, huyó de la pataleta ante dos posibles penaltis y recordó, señor, que «yo confío en el VAR. Si el árbitro tiene clara una determinada jugada, él que está mucho más cerca que yo en el campo, no tengo nada más que decir».

La derrota la explicó con la sencillez que siempre acompaña al deporte cuando se entiende como lo que es: un juego. «Ellos han acertado y a nosotros nos ha faltado la fortuna de otros partidos. No ha sido nuestro peor encuentro en Mendi, hemos jugado peor otros días y hemos ganado. Ahora, no. Tenemos que tener claro que el objetivo es el que es y seguir peleando porque en Primera es muy complicado ganar y te puede vencer cualquiera como se acana de ver».

Y volvió a frenar las euforias. «La llegada de Inui significa solo que tendré un jugador más para elegir. También regresa Pina, pero el Alavés de los 32 puntos no es fácil de volverlo a lograr. Nos restan 17 jornadas, el equipo está bien y vamos a luchar por nuestro objetivo de la salvación».

 

Fotos

Vídeos