Alavés

Abelardo: «Debemos olvidar todo lo que hemos logrado hasta ahora»

Abelardo conversa con Laguardia tras un aspersor, en el entrenamiento de ayer en Ibaia. /Igor Martín
Abelardo conversa con Laguardia tras un aspersor, en el entrenamiento de ayer en Ibaia. / Igor Martín

Abelardo celebra la gran cosecha inicial, advierte de que habrá «momentos malos» y espera ampliar el colchón: «Ante el Getafe prefiero jugar mal y ganar»

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

Mirar la clasificación invita a experimentar la euforia en el entorno albiazul, que concluyó la pasada jornada en la tercera plaza y con un goleada histórica en Vallecas. El alavesismo, sin embargo, sabe que necesitará más pruebas que certifiquen la base real de ese escenario. De momento, no pasa de una ensoñación atrevida y deliciosa. También para Abelardo, que festeja la copiosa cosecha que ha acumulado su equipo desde la derrota ante el Barcelona en el Camp Nou. Ni una sola jornada se ha quedado sin puntuar el conjunto vitoriano, que encadena tres triunfos y sale hoy al asalto del cuarto. El técnico, sin embargo, quiere que sus hombres reinicien su memoria antes de acudir a Mendizorroza.

«Debemos olvidar todo lo que hemos conseguido hasta ahora. Obviamente, estoy muy contento, pero ahora tenemos un partido por delante y ya está», sentenció el asturiano, convencido de que el conjunto albiazul flaqueará en algún momento antes de sellar la permanencia. «Sé que van a llegar momentos malos, así que hay que disfrutar de esto», afirmó. Abelardo atraviesa ahora uno de los momentos álgidos de su carrera como entrenador, solo comparable al ascenso que protagonizó con el Sporting a Primera. Conduce a un equipo firme y unido, que va a muerte con su idea sencilla y efectiva, y que además se encuentra casi intratable por su abrumadora efectividad en ataque. No dirige al equipo que mejor fútbol practica o al que más entretiene, pero empieza a ser un espejo de aquellos clubes que todavía permanecen en un vacío de identidad fruto de unos titubeantes resultados.

Las victorias aceleran la solidez de un conjunto porque inyectan una inmensa confianza en el grupo. Pero también ofrecen una imagen a veces sobredimensionada, tal y como reconoce el propio Abelardo. «La mejora muchas veces se mide por los resultados, y eso es lo erróneo del fútbol. Ante el Espanyol ganamos y saqué más conclusiones más negativas que positivas, de la misma forma que frente al Betis fueron más positivas que negativas. Creo que contra el Rayo fue nuestro partido más completo. Demostramos ser un equipo hecho y veterano a la hora de llevar el peso del partido», advirtió el técnico, consciente de que incluso un gran partido puede volverse corrosivo si el resultado no acompaña. «Mañana -por hoy- prefiero jugar mal y ganar», zanjó.

Esa absoluta prioridad por el resultado nace en parte por lo ingrato que resulta el Getafe como adversario. El equipo de Bordalás domina los tiempos del partido a su antojo, detiene el juego cuando lo necesita y acelera en cuanto observa alguna debilidad en su oponente. «Pueden convertir cualquier despeje en una ocasión porque sus delanteros viven en el límite del fuera de juego. Debemos mantener las líneas juntas y hacer buenas coberturas. Saben cuándo parar el juego o hacer una falta. Maneja perfectamente esas cuestiones y me parece muy admirable», ensalzó el 'Pitu', quien emplea a su próximo rival como una especie de espejo en algunos aspectos: «Lo que propone el Getafe me parece fútbol, lo mismo que puede ofrecer el Barça, el Madrid... Yo intento aprender de todos los entrenadores y rivales. Es un equipo que me gusta ver jugar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos