Abelardo: «Me voy contento. Un punto más y la portería a cero. Ya son 37»

Abelardo da instruccione a Inui durante la primera parte del partido./Igor Martín
Abelardo da instruccione a Inui durante la primera parte del partido. / Igor Martín

El asturiano reconoce el mala primera parte del Alavés y da por bueno un resultado que «nos acerca más al objetivo»

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Para el poco futbolero y vistos de lejos, Abelardo y Cardoso se parecen hasta en los físico. Este sábado calcaron también su propuesta furbolística. No perder. Evitar que el rival les hiciera un gol y ver qué pasaba en el área rival. Comparten necesidad por razones absolutamente opuestas. El Celta flirtea demasiado con el descenso.

Sus estados anímicos divergentes era la mejor forma de distinguirlos. El asturiano, lejos de la presión a la que está sometido el portugués, pero buen conocedor de la misma, compareció relajado en sala de prensa. Charló de manera distendida sobre «un partido igualado», en el que «no hemos estado bien en ataque en la primera parte, porque no hemos apretado bien su salida de balón y no hemos sabido interpretar por donde hacerles daño».

Insistió en que se corrigieron esos errores en el descanso y que, en la segunda parte, «sí hicimos lo que se había planeado para hacer desde el principio. Apretamos muy arriba. No como en la primera parte, que Darko y Manu tuvieron dudas y el Celta le cogía la espalda a Pina, con Brais generando situaciones que no eran peligrosas, pero que evitaban que recuperásemos el balón y que salieramos con fluidez».

No se le vio molesto ni por esa circustancia, ni por otras impreciosones o errores. «Me voy contento con un punto más y la portería a cero. El equipo es muy sólido a nivel defensivo. Ya son 37 puntos. A seguir», señaló.

Más que algún demérito, el preparador albiazul destacó los «méritos» del Celta. «No siempre pudimos hacer la presión. Ellos han tenido el mérito de que al verse presionados, sus centrasles realizaban una camibio de juego con la que rompían nuestro esfuerzo, porque basculabamos en exceso. El Celta tiene grandes jugadores, una gran plantilla».

«Miedo» por el resultado

Aunque se mostró satisfecho, Abelardo reconoció que temió perder. «Hemos tenido opciones de ganar, Con algunas oportunidades a balón parado y centros, incluso cuando no dominabamos mediada la segunda parte. Otros días hemos metido gol así. Hoy -por ayer- no ha podido ser. Es un punto valioso», repitió. «Al final he tenido un poco miedo porque con la entrada de Boufal ganaron verticalidad. Es un jugador peligroso en la conducción. Nosotros también podíamos haber tenido un arreón. Era una cara o cruz».

A Abelardo todo le parecía bien. Incluso bromeó sobre la llamada telefónica que recibió en el banquillo. «Estoy contento con los cambios. No es fácil entrar desde el banquillo. Diego nos ha dado llegada, aunque se ha equivocado en un pase. Borja ha trabajado mucho en la presión y Waka -que calentó al inicio por unas molestias de Pina en el isquiotibila que luego desaparecieron- ha salido para tapar a Beltrán, que les daba superioridad».

Respecto al mensaje de voz: «Era un mensaje de arriba. De Dios no, ¿eh? Borja, Jon e Inaki siguen el partido desde arriba y a veces nos dan algunas ideas».