Juan Carlos Elizalde, durante una misa en San Miguel. / EL CORREO

Centenario del Deportivo Alavés

San Miguel acogerá una misa en memoria de la familia alavesista

El Obispo de Vitoria la oficiará el 23 de diciembre. Están convocados antiguos jugadores del Alavés y miembros del club, así como aficionados de todas las generaciones

Nuria Nuño
NURIA NUÑO

El año del centenario de la fundación del Deportivo Alavés está a punto de tocar a su fin. Antes de que finalice este 2021, sin embargo, queda pendiente un acto que se sumará al amplio programa que durante todo este año ha recordado la efeméride. El 'Glorioso' ofrecerá una misa en memoria de toda la familia alavesista de los últimos cien años. Así lo ha anunciado este sábado el Obispado de Vitoria.

El escenario elegido será la iglesia de San Miguel «íntimamente ligada al alavesismo». El céntrico templo, donde se ubica la hornacina de la patrona de la ciudad y ante quien se ofrecen los triunfos futbolísticos del Deportivo Alavés, acogerá una celebración que recordará a las personas de todas las generaciones que nutrieron y nutren al club desde su fundación en 1921.

La cita será el próximo jueves, 23 de diciembre, a las 19.30 horas. El oficio religioso estará presidido por el Obispo de Vitoria, Monseñor Juan Carlos Elizalde, y concelebrado por el equipo parroquial compuesto por Juan Carlos Aguillo y Juan Manuel Ochoa de Aspuru. A esta misa tan especial están convocadas diversas autoridades de la ciudad y del territorio histórico, los equipos directivo y técnico del club, encabezados por su presidente Alfonso Fernández de Trocóniz, y también jugadores de diferentes categorías, tanto del equipo masculino como femenino. De igual modo, cobrarán protagonismo antiguos jugadores y miembros del club, así como aficionados de todas las generaciones.

Coral Manuel Iradier

La celebración, que estará abierta a toda la ciudad hasta completar el aforo y con las medidas sanitarias vigentes, recordará a toda la familia alavesista de este siglo de historia albiazul. «A la memoria de muchísimas personas vendrán nombres concretos de quienes pusieron su grano de arena en afianzar un club futbolístico que nació sin saber que llegaría a dar grandes alegrías a la afición, y por ende, a todo el territorio», subraya el Obispado. La Cofradía de la Virgen Blanca también participará en este emotiva ceremonia, así como la coral Manuel Iradier.

Al finalizar la eucaristía, frente a la hornacina, «donde tantos trofeos ha ofrecido este centenario club a la patrona de Vitoria-Gasteiz», se volverá a hacer una ofrenda floral a la Virgen Blanca «por estos cien años de vida con la petición de, al menos, otros cien años más».