Deportivo Alavés

«Hemos vuelto a ser nosotros mismos», asegura Burgui

Burgui, en el regreso a la titularidad ante el Espanyol. /Toni Albir
Burgui, en el regreso a la titularidad ante el Espanyol. / Toni Albir

El extremo, que regresó a la titularidad ante el Espanyol, reconoce que el equipo perdió su ADN durante la racha de tres derrotas consecutivas

IÑIGO CRESPO

Además de dejar la permanencia casi vista para sentencia con el empate ante el Espanyol, el Alavés regresó de Barcelona con la sensación de haber frenado su pequeña caída de tres derrotas consecutivas. El conjunto albiazul aguantó el duelo de desgaste con el equipo de Quique Sánchez Flores, una roca cuando actúa en su estadio. «En los tres partidos anteriores no estábamos siendo nosotros mismos. Arriba (en ataque) nos faltó algo para poder terminar las jugadas, pero recuperamos el ADN del Alavés», asegura Burgui, que regresó a la titularidad en Liga por primera vez desde principios de enero, cuando se lesionó en San Mamés.

Las derrotas de Las Palmas y Deportivo, que marcan el límite del descenso, permitió a los de Abelardo reinstaurar el colchón de once puntos con respecto a la zona crítica de la clasificación, con lo que un nuevo golpe (un triunfo y un pinchazo de sus perseguidores) convertiría la continuidad en Primera en una mera cuestión de tiempo. «El punto que conseguimos en Barcelona debemos hacerlo bueno este fin de semana. Si ganamos, prácticamente habremos alcanzado el objetivo», reconoció el extremeño.

Torres, con molestias

El Alavés, por su lado, se ejercitó con normalidad en la primera sesión abierta al público desde el pasado verano. Ibai Gómez continuó con su puesta a punto para llegar a tiempo al encuentro del sábado ante el Getafe (13.00 horas), aunque su presencia aún está en el aire. Más dudosa es la participación de Daniel Torres, que no pudo trabajar con normalidad por un pinzamiento en la rodilla derecha. El colombiano, en este sentido, disputó los 90 minutos en Cornellà ante el Espanyol y, de hecho, es una pieza a la que recurre Abelardo con asiduidad en los partidos lejos de Mendizorroza. Vigaray, por su lado, se ejercitó con normalidad junto a sus compañeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos