Unzué: «Lo importante era conseguir la primera victoria»

Unzué, este domingo en el estadio de Balaídos.
Unzué, este domingo en el estadio de Balaídos. / Efe

El preparador del equipo gallego asegura que los tres puntos servirán para «hacer las cosas mejor» y alaba la actuación de Maxi Gómez

O. ALONSO

El técnico celtista, Juan Carlos Unzué, se mostró muy satisfecho con el trabajo de sus jugadores para amarrar la primera victoria de la temporada ante el Deportivo Alavés en Balaídos. «Lo importante era conseguir esta victoria que nos dará ese punto de tranquilidad, a mí el primero, para hacer las cosas mejor», aseguró el navarro, sin ocultar las dificultades a las que sus jugadores tuvieron que hacer frente para no dejar escapar esos tres puntos. «Se ha conseguido con sufrimiento pero a veces cuando consigues el triunfo con sufrimiento gusta más», comentó en rueda de prensa.

Unzué subrayó la «importancia» de este triunfo «por la seguridad» que otorga al grupo tras marcar una ligera distancia respecto a la zona roja de la tabla y «por consolidar algo» que la escuadra viguesa había «merecido antes», en alusión a los encuentros disputados en las jornadas anteriores. «Aunque el fútbol ya sabemos que no entiende de merecimientos», reconoció. Un respiro que para el técnico será muy útil a la hora de encarar el próximo duelo liguero, que los llevará hasta Barcelona. «Ahora afrontaremos el partido contra el Espanyol mucho mejor», añadió.

Inevitablemente, Unzué fue preguntado por su percepción acerca del rendimiento del autor del gol de la victoria. El tecnicó alabó el trabajo y la calidad que está demostrando el delantero uruguayo Maxi Gómez, que está aprovechando la lesión del sueco John Guidetti para ganarse un puesto en el equipo titular y ya suma tres de los cuatro goles del Celta en la presente campaña.

«Trascendental»

«Lo está haciendo fantástico, pero no solo por los goles», aseguró. «También por el juego y por la capacidad de trabajo que tiene», añadió. «Está siendo trascendental en este inicio de Liga, pero es imposible que cada tres partidos nos marque cuatro goles», declaró el navarro, consciente de las limitaciones del joven jugador. «Sigue siendo un chico de 20 años que todavía tiene muchas cosas por hacer. Hay que tener tranquilidad con él», concluyó.

El propio jugador aseguró estar sorprendido por el rendimiento que está teniendo en estas primeras jornadas de la temporada. «No me lo esperaba, no me esperaba entrar desde un principio. El míster decidió ponerme, entré e hice lo mejor que pude», relató el uruguayo, bien arropado por toda su familia, presente en la grada del estadio gallego.

Gómez se mostró, al igual que su entrenador, «muy contento» por el trabajo de todo el grupo. «El equipo está muy bien, hoy se ha demostrado», afirmó. «En otros partidos también estuvimos bien, pero no tuvimos muchas oportunidades de gol», lamentó.

Aun así, el delantero reconoció que a pesar de haber «jugado muy bien», hubo «varias oportunidades» que el conjunto gallego no pudo «aprovechar» para terminar de matar el partido, lo que se tradujo en un final menos holgado de lo esperado. «Al final sufrimos un poco», admitió.

Fotos

Vídeos