Deportivo Alavés

Una solución interina con experiencia en los banquillos

Javier Cabello da instrucciones a los jugadores albiazules en el entrenamiento de ayer en las instalaciones de Ibaia. / Igor Aizpuru

Javier Cabello, que dirigió a la Cultural hace tres cursos tras una carrera centrada en el fútbol base, coge las riendas del equipo de manera provisional

IÑIGO MIÑÓN

A la espera de que el Deportivo Alavés concrete el relevo técnico de Luis Zubeldía, el equipo albiazul trabaja a las órdenes de Javier Cabello. Valenciano, 43 años y hombre de confianza del director deportivo, Sergio Fernández. Ayer ya dirigió la sesión en Ibaia, donde Luis Zubeldía y sus ayudantes se despidieron de la plantilla, y todo hace suponer que, como mínimo, se sentará mañana en el banquillo de Riazor. Un técnico puente, interino, como ya lo fueran en momentos delicados de la historia reciente del club otros como Julio Bañuelos o Iñaki Ocenda, que contaban con la ventaja de ser hombres de la casa.

El valenciano ha llegado esta temporada al ‘staff’ técnico alavesista, con más experiencia en parcelas de secretaría técnica y fútbol base que en labores de primer entrenador. Trabajó primero para la cantera del Villarreal (nueve años en funciones de entrenador, coordinador y jefe de ojeadores) y después para la del Valencia, lanzándose a la aventura del banquillo de un primer equipo en 2010, en el Cieza, de Tercera División, categoría donde la siguiente temporada dirigió al Castellón. Dos años más tarde, en 2014, dio el salto a la Segunda B, su nivel más alto como primer entrenador, en las filas de la Cultural Leonesa.

De su mano, el conjunto leonés fue séptimo en el Grupo I, a siete puntos del ‘play off’, con un balance de 15 victorias, 14 empates y nueve derrotas, aderezadas con 52 goles a favor y 43 en contra. Una temporada agridulce en León, recordada por un juego sin grandes florituras técnico-tácticas, más pragmático que vistoso, adaptado a las exigencias de la categoría. De entrada, su esquema fue un 4-2-3-1 que durante la Liga fue evolucionando a un 4-3-3 con la idea de fortalecer el centro del campo, flexible en función del rival y las características de cada partido.

Del revés en Elche a Qatar

Fue la última etapa de Cabello como entrenador, finalizada en junio de 2015. Ese verano asumió la función de director técnico del Elche, con la misión de coordinar todo el área deportiva de la entidad franjiverde, con especial incidencia en el fútbol base, pero no pudo cumplir con su cometido. Había llegado de la mano de Juan Anguix y la destitución de éste le impidió desempeñar su trabajo en el club ilicitano, donde apenas estuvo dos semanas, ya que la nueva gestora colocó en su lugar a Ramón Planes. El pasado curso formó parte de la Academia Aspire, llegando a integrar el ‘staff’ técnico de la selección sub’19 de Qatar.

Ahora le toca gestionar sobre todo las emociones e inculcar únicamente algunas pautas básicas que permitan a un equipo tocado competir en Riazor.

Fotos

Vídeos