Alavés

Sobrino se apunta a la meritocracia

Ely, Alexis y Hernán Pérez alzan a Maripán sobre el césped de Ibaia. /Rafa Gutiérrez
Ely, Alexis y Hernán Pérez alzan a Maripán sobre el césped de Ibaia. / Rafa Gutiérrez

El delantero, que ha participado en todos los partidos desde la eliminatoria ante el Valencia, se postula como titular hoy ante la posible baja de Guidetti

IÑIGO CRESPO

A Rubén Sobrino le llegó la última oportunidad cuando el Alavés ya estaba lanzado a las órdenes de Abelardo. El delantero se encontraba muy lejos de convertirse en una pieza fundamental en su segunda campaña en el Alavés, que veía cómo una de sus firmes apuestas se diluía en una maraña de irregularidad, lesiones y un inquietante desconcierto que envolvía su papel en la plantilla. Con la brillante reacción del conjunto albiazul tras el milagro de Girona, además, el técnico asturiano comenzó a moldear su equipo base, con lo que el margen de maniobra para reivindicarse tan solo se limitaba a un puñado de minutos y la eliminatoria de Copa ante el Valencia. El manchego, sin embargo, se aferró al momento más frenético de la temporada para convertirlo en su auténtico punto de partida.

Desde el doble combate ante los hombres de Marcelino en los cuartos de final, con prórroga y dos goles incluidos, Sobrino ha disputado todos los encuentros de Liga sin excepción. Es obvio que su relevancia es todavía limitada (ha sido titular en cuatro de los ocho últimos partidos) y que su protagonismo está sujeto al desgaste de Guidetti y Munir, o a un escenario concreto que requiera un despliegue ofensivo mucho mayor. La más que probable baja del ariete sueco en el once para recibir mañana al Betis, de hecho, abre de nuevo las puertas del manchego a la titularidad y confirma su escalada entre los futbolistas de perfil similar, como Burgui y Bojan.

Sobrino, eléctrico y vertical, es el jugador con más velocidad punta de la plantilla. Eso es, sin duda, lo que le ha permitido ganar posiciones en un esquema que prioriza la presión avanzada y el contragolpe por encima del control del partido y la posesión. Y es que los registros del atacante son todavía demasiado discretos para un aspirante a la titularidad: aún desconoce lo que es marcar o asistir en Liga, donde ha disputado 704 minutos repartidos en 18 encuentros. Su participación en la Copa, en cambio, refleja de manera evidente la explosión que ha protagonizado el manchego, que ha anotado dos tantos y servido otros dos.

Sobrino es el principal candidato a acompañar a Guidetti esta noche frente al Betis, en un duelo que, en caso de resolverse con victoria local, dejaría casi certificada la salvación. El ariete sueco, por su lado, realizó una última prueba en la sesión de ayer, y sus sensaciones fueron bastante satisfactorias, aunque resulta improbable que Abelardo se arriesgue a que la contractura que sufre en la espalda se agrave, y menos cuando tras el enfrentamiento de esta noche tan solo restarán diez jornadas para la conclusión del campeonato.

El Alavés, por su lado, quiere aferrarse a su espectacular racha como anfitrión (acumula seis victorias y un empate con Abelardo en Liga) para dejar su permanencia casi sentenciada, ya que ahora solo se encuentra a tres victorias de los 40 puntos que el entrenador albiazul marcó como última frontera para continuar en Primera. El Betis, con la permanencia en el bolsillo (posee 37 puntos) afronta una de las últimas pruebas para optar a una posición europea al final de la campaña. Mendizorroza, en definitiva, se prepara para enfriar el champán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos