Por la vía de la seriedad

Los albiazules se felicitan tras el encuentro./Rafa Gutiérrez
Los albiazules se felicitan tras el encuentro. / Rafa Gutiérrez

El Alavés vuelve a parecerse a sí mismo para recobrar la solidez y dejar de nuevo la portería a cero después de tres jornadas encajando

IÑIGO MIÑÓN

El Deportivo Alavés volvió a parecerse a sí mismo. Al equipo serio que, de la mano de Abelardo, encarriló la permanencia con un fútbol sólido y pragmático. Sin estridencias, sin demasiados adornos, pero solvente, tan seguro de sus virtudes como consciente de sus defectos. No fue un partido muy brillante, faltó claridad en los últimos metros, pero el conjunto vitoriano supo contener al Espanyol y buscarse sus opciones al contragolpe. Funcionó la parte de la disciplina, la que depende más del trabajo y la concentración; faltó el remate, que, condicionado siempre por la oposición del rival, responde más al talento y la inspiración.

Juntó líneas de salida el equipo de Abelardo. Replegado en su campo, con más balón para el Espanyol, que pivotaba sobre un Gerard Moreno que parecía echar de menos a su lado la verticalidad de Leo Baptistao y la velocidad de Piatti. Casi todo en el ataque ‘periquito’ tiene que ver con el delantero catalán, enjaulado entre los dos centrales y el rocoso doble pivote que ayer formaron Tomás Pina y Dani Torres. Frenado en sus intenciones de desmarque por la buena lectura de las basculaciones defensivas que llevó a cabo la escuadra vitoriana.

Orden, seriedad, coherencia, pocos riesgos, minimizar errores... Aquellos conceptos básicos que impulsaron al Alavés del ‘Pitu’. Reinterpretar la primera partitura del asturiano, que perseguía la verticalidad, el fútbol directo, las segundas jugadas... Un acuerdo tácito con el estilo del adversario: yo te doy la posesión si tú me concedes los espacios. Por ahí quería hacer daño el equipo vitoriano al Espanyol. Por ahí empezó a crecer en la primera parte. De menos a más.

Condicionantes ofensivos

El entrenador asturiano buscó esa verticalidad en la velocidad de Burgui y Sobrino en las alas. Más insistente el primero, con tendencia al centro el segundo. Buscó las segundas opciones en la pelea de Guidetti, en el juego de espaldas de Munir. Y tuvo llegadas, pero le faltó luz en el área. El delantero sueco suele descifrar bien el contragolpe: control orientado y pase, proyección en dos toques; pero le está faltando chispa en los metros finales. Y la influencia del hispano-marroquí actuó demasiado lejos de la zona de peligro.

Tuvo el Alavés oportunidades de marcar. Pero no fueron demasiadas las llegadas de calidad -sin Ibai y con Torres refugiado en el pase de seguridad, en el centro del campo solo quedaba Pina como lanzador de esos contragolpes-. Condicionado quizás por ese resquemor que podían haberle inoculado tres derrotas consecutivas, que le llevó más al repliegue que a la presión alta que, como principal diferencia, sí desplegaba en la gran racha que le catapultó a la tranquilidad tras la llegada del asturiano. Un repliegue muy bien ejecutado, eso sí. Consciente o inconscientemente, la prioridad en Cornellá-El Prat pasaba por recuperar la solidez perdida.

Y se consiguió. Después de tres jornadas encajando gol, ocho en total, el Alavés volvió a sellar su portería. Sexta vez a cero en las 17 jornadas con Abelardo. Primera a domicilio -las cinco anteriores fueron en Mendizorroza frente a Las Palmas (2-0), Málaga (1-0), Sevilla (1-0), Deportivo (1-0) y Levante (1-0)-. Y, lo más importante, frenó sin excesivos apuros al Espanyol, que en los últimos cuatro partidos en casa había empatado contra Barcelona y Villarreal y ganado a Real Madrid y Real Sociedad.

Solo en los primeros compases de la segunda mitad, ya con Piatti en el campo, se mostró un poco más incisivo el conjunto blanquiazul. Un amago de alzamiento local bien sofocado por el conjunto albiazul, que, además de esa solidez defensiva, tenía todavía guardado en la manga el ‘comodín’ de Pacheco, que respondió cuando la situación demandó de sus servicios. El Alavés de Abelardo de siempre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos