Alavés 3 - Mirandés 0

Los primeros chispazos

Víctor Laguardia se acercó a ver el partido de preparación.
Víctor Laguardia se acercó a ver el partido de preparación. / Hugo Madariaga

El Alavés se mantiene férreo en defensa y muestra el boceto inicial de sus recursos ofensivos en la goleada ante el Mirandés en Ibaia

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

El Alavés veía hasta ayer cómo le azotaban los mismos males que en la pretemporada del pasado curso, cuando le costaba un mundo marcar un gol a los equipos de inferior categoría. Ese déficit de pegada, que arrastró durante toda la campaña, deslució la preparación albiazul en su regreso a la élite, pese a que ya desde entonces se adivinaba un bloque compacto y casi imposible de doblegar. Aquella tónica inicial se ha mantenido en las primeras semanas de trabajo de la era de Luis Zubeldía, hasta que el conjunto albiazul se mostró ayer más fluido y certero en ataque en la goleada que le endosó al Mirandés en Ibaia.

3 Alavés

Sivera, Vigaray, Alexis, Diéguez, Duarte, Torres, Manu García, Enzo Zidane, Katai, Ibai y Sobrino. También jugaron Maripán, Héctor, Wakaso, Krsticic, Pedraza, Burgui, Romero y Santos.

0 Mirandés

Limones, Adot, Kijera, Puerto, Carrillo, Del Olmo, Albistegi, Igor Martínez, Borja Sánchez, Rahmani y Zunzunegui. También jugaron Traoré, Sergio Pérez, Jonay Martínez y Blas Guerrero.

Goles
1-0. M. 41. Ibai; 2-0. M. 52. Santos; 3-0. M. 90. Santos.
Incidencias
Partido disputado a puerta cerrada en Ibaia.

En sus dos primeros duelos amistosos, ante el Toulouse (0-0) y la UD Logroñés (1-0), el Alavés no había logrado marcar un tanto en jugada. El duelo contra el conjunto galo, algo más rodado en el aspecto físico, estuvo marcado por la falta de ritmo de los hombres de Zubeldía, que apenas habían comenzado a ponerse a tono para la nueva campaña. En el segundo partido, disputado sobre un césped que no favorecía la circulación de la pelota, tuvo que ser Alexis quien decantara el marcador tras un córner lanzado por Katai. Aunque el nuevo proyecto albiazul se encuentra aún en fase embrionaria, dejó los primeros chispazos en las instalaciones de Ibaia.

El Alavés se desperezó en ataque de la mano de Sobrino, Ibai y Katai en la primera mitad. El trío de atacantes, de hecho, protagonizó el gol que inauguró el tanteador, obra del extremo vizcaíno. El manchego robó la pelota en la parcela ofensiva y combinó con Katai, quien se apuntó la segunda asistencia de la pretemporada con un centro medido al segundo palo. El conjunto albiazul se mostraba al fin fresco y alegre en ataque, donde recibió la ayuda de Enzo Zidane en la media punta.

El primer tanto quitó un gran peso de encima a los hombres de Zubeldía, que se mantuvieron férreos e inexpugnables en la contención. Sivera, quien disputó el partido completo, tuvo un plácido debut, en el que no sufrió ni una sola ocasión por parte del Mirandés, recién descendido a Segunda B.

El molde del equipo vitoriano se mantuvo intacto durante el segundo tiempo, aunque sí cambiaron casi todos los rostros. Wakaso, Pedraza, Héctor, Burgui y Santos afilaron el carácter ofensivo del Alavés. Los extremos (Burgui y Pedraza) estuvieron incisivos y participaron en las dos dianas que firmó Santos. El venezolano, que no pasó de un rol secundario en el pasado curso con Pellegrino, parece reclamar una segunda oportunidad en el conjunto albiazul, que, no obstante, mantiene firme su deseo de incorporar a dos delanteros más antes del 31 de agosto.

Pase de Wakaso

Pedraza y Héctor cocinaron el segundo tanto desde la banda izquierda antes de que Santos se estirara para llegar a conectar con la pelota. En el gol que rubricó la goleada, mientras tanto, fue Wakaso quien ofreció un pase medido a Burgui, que puso en bandeja el doblete al venezolano. El Alavés logró sacudirse el plomo que parecía llevar en las piernas en sus dos primeros partidos de preparación. La primera fase, por lo tanto, parece ya superada.

Fotos

Vídeos