Alavés

Pacheco, evita la goleada pese a encajar tres goles

Pacheco trata de evitar el gol de Rodrigo./José Jordán
Pacheco trata de evitar el gol de Rodrigo. / José Jordán

El portero albiazul ha cuajado una primera parte notable, con solo un error, el penalti a Soler que el árbitro ha perdonado al Alavés

SERGIO EGUÍA

No era sencilla la visita a Valencia, que en plenas fallas, se ha valido de dos petardazos para dinamitar el partido. La primera parte ha sido un monólogo de los de Marcelino, que tras una primera ocasión de gol de Sobrino -casi la única visitante- se han hecho con el medio campo, con el balón, con el partido y con las esperanzas albiazules.

El primer gol del Valencia es de los que veremos repetida veces en los informativos durante el fin de semana. Jugada coral, en la que tocan casi todos los jugadores ché la pelota y que ha culminado Rodrigo tras una fantástica pared con Zaza. Todo había nacido en las botas de Parejo. Todo en el Valencia nace de su talento.

Y con el gol, las ocasiones de los locales se han multiplicado. Al punto que, de no ser por cuatro o cinco brillantes actuaciones de Pacheco, el marcador al descanso podría haber sido difícil de digerir. Y tanto va el cántaro a la fuente que Zaza, en una de las varias ocasiones de las que ha dispuesto, ha terminado por poner el dos cero.

Se ha estirado entonces el Alavés. Ha podido acortar distancias en una falta lanzada por Munir que ha salido rozando el larguero. Pero la realidad se imponía de inmediato. En otra explosión del Valencia -están en Fallas- Pacheco no lograba detener el fuerte disparo, y en el segundo esfuerzo para asir el cuero, Soler llegaba antes. El portero albiazul lo ha derribado. Bien podría haber pitado penalti Munuera Montero, aunque ha entendido que la acción no merecía la pena máxima.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos