Deportivo Alavés

El objetivo de mantener el nivel

Ibai, junto a Abelardo, sale del vestuario para iniciar el entrenamiento de ayer en Ibaia. /Jesús Andrade
Ibai, junto a Abelardo, sale del vestuario para iniciar el entrenamiento de ayer en Ibaia. / Jesús Andrade

Abelardo, «convencido» de que el Alavés tendrá «opciones» si sigue la línea de los últimos partidos

FERNANDO RUIZ DE ESQUIDE

Después de dos desilusiones con mucha responsabilidad arbitral, la eliminación copera ante el Valencia en los penaltis y sobre todo la derrota en el Camp Nou, el Alavés vuelve hoy a Mendizorroza para tratar de desquitarse. Con rabia acumulada, pero también bajo la sensación de que atraviesa el mejor momento de la temporada. Prolongar ese estado de efervescencia para competir al límite ante un Celta en racha es el objetivo. En definitiva, seguir la línea de solidez marcada durante el último mes y, pese a la entidad de un rival aferrado a la efectividad de su dúo de ataque Aspas-Maxi Gómez, buscar unos puntos necesarios para ganar en tranquilidad. Ayer, Abelardo remitió al equipo a sus propios pasos. «Estoy convencido de que si jugamos como los últimos partidos en casa ante el Valencia (2-1) y el Sevilla (1-0), vamos a tener opciones de ganar. Pero hay que jugar así», subrayó.

El preparador albiazul insistió en la necesidad de que el equipo «tenga intensidad» sobre el césped para exprimir sus recursos y continuar con el trabajo solidario en todas las líneas. «Lo he dicho otras veces, creo que el equipo que mejor defienda es el que va a conseguir el objetivo». Antes de un duelo, recordó, frente a un adversario «que ha ganado sus tres últimos partidos fuera (Deportivo, Levante y Real Sociedad), viene de cinco partidos sin perder y marca siempre fuera». El Alavés se agarra, no obstante, a su fortaleza en Vitoria, con diez puntos sumados de los doce últimos en juego. «A este nivel también vamos a sumar fuera, pero sabemos que Mendizorroza tiene que ser un fortín».

Alexis y el lateral zurdo

La escuadra albiazul recupera para este choque a Manu García, al igual que a Dani Torres. Abelardo explicó que ambos han entrenado con normalidad esta semana y están listos para volver, mientras que Alexis, que se perdió una sesión esta semana, también se encuentra recuperado. En principio, todo apunta a que el capitán alavesista regresará al once inicial para formar pareja de mediocentros junto a Pina, que se perdió por sanción el duelo en el Camp Nou, pero ha alcanzado un estado de forma óptimo en esta fase del campeonato. A priori, Ibai y Pedraza continuarán en los extremos para completar la zona ancha.

La única duda, si es tal, reside de nuevo en el lateral zurdo, donde Duarte se pierde por sanción su segundo partido liguero en tres jornadas. Abelardo lo resolvió ante el Leganés con la incorporación de Alexis en ese carril y el malagueño, pese a aquel mal despeje que acabó en el 2-2 final, cumplió. No parece que vaya a existir un cambio de decisión, que implicaría dar entrada al joven Adrián Diéguez o recolocar a Pedraza como defensa para retocar varias líneas. Las otras tres plazas volverán a ser para Martín, Laguardia y Ely, que regresa tras la sanción.

Vivir sin Guidetti

El Alavés se queda hoy sin Guidetti, al que la cláusula del miedo tras su cesión del Celta dejará en la grada. Abelardo admitió ayer que el sueco dispone de características «que no ofrecen otros jugadores», en referencia a su capacidad para el juego de espaldas y su potencia aérea, pero también mostró su confianza en «explotar» las posibilidades de sus futbolistas. «Sin Guidetti ya ganamos en Girona y contra Las Palmas y Málaga», recordó. Si no hay sorpresas, un Sobrino en una notable forma será el encargado de cubrir esa plaza de ataque que, en realidad, ya ha ocupado en la eliminatoria copera ante el Valencia y frente al Barcelona. Burgui, todavía en fase de adquirir ritmo, podría hoy quedar fuera de la convocatoria.

Enfrente, un Celta del que Abelardo destacó su capacidad para sacar provecho de «las transiciones defensivas», sin escatimar alabanzas para sus hombres de ataque. «Maxi es un rematador muy fuerte, Pione Sisto habilidoso y con muchos recursos y Iago Aspas un jugador completísimo, de lo mejor, por no decir el mejor delantero nacional». Ante todo ello, el técnico alavesista pide «solvencia defensiva» y aventura un duelo «bonito para el espectador, con dos equipos que querremos ir arriba».

En el aspecto táctico, el preparador albiazul explicó que el Alavés intentará que el rival «no se sienta cómodo» en su habitual juego combinativo, con hombres también importantes como Wass o Lobotka en un centro del campo creativo. Todo apunta a un choque de estilos, con un conjunto vitoriano que volverá a intentar imponer su fortaleza física para ahogar la salida del balón del rival y recuperar la pelota en zonas peligrosas. Con la intención de aprovechar después la verticalidad en sus acciones de ataque y, sin Guidetti, con Pedraza y Munir como futbolistas clave a la hora de generar desequilibrios.

Un Alavés con las lógicas precauciones ante un adversario que trata de acelerar en su carrera hacia Europa, pero también la confianza para tratar de equilibrar las evidentes desigualdades. «Hemos demostrado que podemos competir ante cualquiera» -destacó Abelardo- «y ojalá el triunfo se quede en casa porque es muy necesario».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos