El Correo
Alavés

alavés - villarreal

El Alavés logra cambiar la dinámica

fotogalería

Deyverson felicita a Ibai, autor del primer gol albiazul. / César Manso

  • Ibai y Ely le conceden ventaja en una notable primera parte, pero sufre hasta el final ante un Villarreal que rozó el empate

El Alavés evitó anoche con una victoria de mucho mérito que su campaña decayera. Después de tres derrotas consecutivas y ante un Villarreal que se jugaba sus opciones europeas, la escuadra albiazul consiguió cambiar la dinámica y encontrar el resultado, que en estos casos es la única medicina para mejorar el estado de ánimo. Una primera parte notable, donde encontró tanto el juego como el acierto, bastó para marcar distancias con los tantos de Ibai y Ely.

Después, la reacción de una escuadra amarilla que ganó mucho tras la incorporación de Trigueros ante el cansancio local, rozó un empate que solo se quedó en amenaza gracias a otra intervención afortunada de Fernando Pacheco y a la escasa puntería de Bakambu, que envió al limbo una opción clarísima en el descuento.

Pellegrino, con las obligadas ausencias por sanción de Feddal y Edgar, se decantó por el Alavés más reconocible. Ely ocupó la plaza vacante en el eje de la zaga, volvió el sistema habitual de cuatro defensas e Ibai y Toquero regresaron a la titularidad. De nuevo, el bloque de confianza del técnico. Ante un Villarreal con ausencias importantes, pero también con un once de partida de altura, acorde a la plantilla de un adversario con casi cien millones de euros de presupuesto. Con los Musacchio, Bruno, Bakambu, Sansone...

Juego y acierto

Casi un océano futbolístico, nueve días, había transcurrido desde que el Alavés cayera en Cornellá acabando con cualquier ilusión de seguir la estela de Europa. Apenas unas horas, también, desde que se garantizara la permanencia matemática en Primera División, que era virtual desde hace semanas. Así que se trataba de observar el estado competitivo del equipo en unas condiciones de descompresión clasificatoria. La experiencia apunta a que, desprovisto de la necesidad del resultado, un conjunto rara vez alcanza el mismo nivel de tensión. Pero el Alavés consiguió dejar atrás los prejuicios y volver a la versión habitual de la campaña. Ordenado, intenso y, esta vez, afilado cuando llegó el momento.

Desde el comienzo, el cuadro vitoriano dejó la sensación de querer y buscar. Con una presión adelantada sobre un Villarreal a la espera, confiado en la velocidad de sus transiciones cuando recuperaba. Esa sensación de equipo con un punto de pereza en su juego, que suele desmentir con zarpazos letales. Pero para el Alavés todo fueron buenas noticias hasta el descanso. Con una combinación fluida en el centro del campo, gracias al trabajo sobresaliente de Llorente, y también a la incoporación de los laterales, Femenía y Theo, de nuevo enchufados en el capítulo ofensivo.

Ibaihabía advertido desde el inicio con un disparo ajustado que sacó Andrés Fernández, pero acabó por sacar partido de la calidad de su golpeo. Una volea ajustada desde veinte metros que acabó con la sequía albiazul, que se extendía durante más de tres partidos. El Alavés, como es conocido, debe arañar piedra con las uñas para encontrar la portería contraria. En sus mejores tardes insiste e insiste. Aunque anoche también llegó el tanto por la vía más lustrosa. Escuadra y cartabón para delinear, ya al borde del intermedio, una acción de tiralíneas que acabó con el cabezazo inapelable de Rodrigo Ely. Prácticamente todo había salido bien durante 45 minutos donde el Villarreal, bastante contemplativo y sin una presión efectiva, permitió muchas alegrías locales.

2-1 y muchos problemas

La película cambió tras el descanso para dejar una sensación más acorde al potencial de ambos. El Alavés había aprovechado sus mejores minutos, mientras que el Villarreal se quedó en el camino. Porque desde que Bakambu, con fortuna por un rebote, embocó el 2-1, apenas existió un equipo. Ni los cambios, con la entrada de Alexis para variar a tres centrales, y de Katai y Vigaray frenaron a un adversario ya entonado sobre la hierba.

Velocidad y calidad en las combinaciones para provocar colapsos contínuos en el sistema defensivo de un equipo albiazul al límite en lo físico. Pero con fortuna y Fernando Pacheco, el Alavés resistió para retomar la sonrisa en el campeonato.

Directo

FINAL EN MENDIZORROZA: DEPORTIVO ALAVÉS 2-VILLARREAL 1. Goles de Ibai y Ely en la primera parte, y de Bakambu en la segunda. El Glorioso vuelve a ganar después de tres derrotas consecutivas.

Ha ganado el Glorioso sufriendo mucho al final.

Final!!! 2-1.

Y hoy lo va a volver a hacer!!

El Glorioso no ganaba desde hace un mes.

49 minutos de la segunda parte: Deportivo Alavés 2 (Ibai y Ely)-Villarreal 1 (Bakambu).

Atrapa Fernando Pachecp.

Casi empata Bakambu en el último minuto.

Estamos en el cuarto minuto de descuento.

El Alavés se ha salvado del empate.

Ha fallado solo!

Gran ocasión para Bakambu!!!

....manda fuera.

Cuidado...Bakambu esta solo....

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate