El Correo
Alavés

alavés

Rubén Sobrino, con «molestias físicas», será sometido a nuevas pruebas médicas

Sobrino celebra con Feddal, Vigaray y Edgar el tanto que anotó ante el Sporting en El Molinón.
Sobrino celebra con Feddal, Vigaray y Edgar el tanto que anotó ante el Sporting en El Molinón. / J. A.
  • El extremo albiazul se ejercitó junto al grupo antes del duelo con la Real Sociedad, pero volvió a sufrir problemas y sigue ahora al margen

El Alavés ha alcanzado el paréntesis liguero en las mejores condiciones, después de dos victorias consecutivas y a cuatro puntos de la séptima plaza, pero ayer recibió noticias negativas desde la enfermería. El club anunció que Rubén Sobrino, que ya se ha perdido los cuatro últimos partidos por lesión, volvió a ejercitarse en solitario por «molestias físicas» y hoy será sometido «a pruebas médicas» para determinar si existe un nuevo problema físico.

El futbolista manchego sufrió una rotura de fibras durante el choque en Mendizorroza ante el Valencia, donde disputó la media hora final a gran nivel, como había sucedido también una semana antes en el duelo ante el Deportivo de La Coruña en Riazor. En su mejor momento de la temporada, cuando había disputado minutos en cuatro duelos ligueros consecutivos, Sobrino frenó en seco a consecuencia de un problema muscular «en el adductor» de su pierna izquierda. El que le ha apartado de los duelos ante Granada, Sevilla, Málaga y Real Sociedad.

Parecía que en este último derbi podía incluso formar parte de la convocatoria, pero en los últimos días de la pasada semana volvió a notar molestias. Ahora, solo las pruebas médicas determinarán si el jugador de Ciudad Real deberá guardar de nuevo descanso. En una semana especial, porque no hay competición, pero también ante el inicio de un próximo mes de abril donde se disputarán nada menos que siete encuentros ligueros y la disponibilidad de efectivos será una cuestión importante.

Amistoso a puerta cerrada

Sin ir más lejos, porque tras el choque ante el Real Madrid el domingo 2 de abril, llegará otro derbi ante Osasuna en Vitoria el miércoles 5 y, sin apenas respiro, una nueva jornada fuera ante el Espanyol el sábado 8. El inicio de un maratón de encuentros que marcarán las posibilidades albiazules de sostenerse en la zona alta de la tabla.

El Alavés se ejercitó ayer en Betoño y para mañana tiene previsto un partido amistoso de entrenamiento frente al Burgos, de Segunda División B, según anunció el club castellano a través de sus redes sociales. Será, en cualquier caso, un choque a puerta cerrada por la mañana en Mendizorroza. La plantilla albiazul continuará las sesiones de entrenamiento el jueves. Con toda probabilidad Pellegrino concederá después días libres a los futbolistas albiazules en el primer fin de semana del año sin liga.

El técnico alavesista tiene las bajas obligadas de los siete internacionales, que sí competirán durante los próximos días. En la jornada de ayer, Marcos Llorente y Víctor Camarasa se incorporaron a la selección sub’21 de Albert Celades y realizaron por la tarde el primer entrenamiento. Antes de emprender mañana viaje a Murcia para el choque amistoso ante Dinamarca y después viajar a Roma para medirse a Italia.

Si el Alavés pierde a una parte importante de sus jugadores en este paréntesis liguero, el Real Madrid, su próximo rival, ha cedido a dieciséis jugadores para los compromisos internacionales. Zidane deberá entrenar con solo ocho futbolistas de la primera plantilla hasta mediados de la próxima semana.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate