El Correo
Alavés

deportivo alavés

Sobreponerse con entereza

  • Una magnífica segunda parte permite al Alavés igualar al Sevilla y rozar el triunfo en el tramo final

El Alavés quema etapas en esta Liga y este lunes dio un nuevo paso adelante tras sumar un punto de calidad ante uno de los mejores equipos de la competición. En las peores condiciones, después de una primera mitad equilibrada donde el potente Sevilla aprovechó un desajuste de la línea defensiva para castigar con el tanto de Ben Yedder, el conjunto de Pellegrino sacó coraje y fútbol para sobreponerse con entereza y cuajar algunos de los mejores minutos del ejercicio. Con un dominio claro a base de corazón y mucho empuje en campo contrario. La entrada de Katai y Romero, goleador y hombre del partido, respectivamente, dinamizó a los albiazules para empatar y merecer un triunfo que no llegó, de nuevo, por falta de puntería.

Si alguien dudaba sobre la respuesta albiazul cuando la tabla apunta a una calma casi total hasta el final de la temporada, llegó otra vez un partido enérgico y sin tregua ante un adversario de altos vuelos. Un Sevilla que, por momentos, amenazó a base de presencia en el campo y sensaciones. En un tramo inicial donde Sarabia percutió por la derecha mientras que N’Zonzi e Iborra complicaban con su físico a un Alavés al que le costaba sacar de sitio a un oponente bien plantado. No hay que olvidar que se trataba del transatlántico que busca quebrar la hegemonía de los grandes y, además, aspirante a las rondas finales de la Champions. Cuestiones que añaden valor al despliegue albiazul en un Mendizorroza de nuevo completamente entregado.

Avalancha escasa de remate

Pellegrino había recurrido de nuevo al once tipo, ese que se fraguó durante los meses de enero y febrero para alcanzar la final de la Copa ante el Celta. Y la realidad volvió a demostrar, punto por punto, las cualidades y también los problemas de este equipo. Tan solidario y ordenado, como escaso de remate. Una penalización que ante adversarios como el Sevilla suele costar muy caro. Este lunes se pagó con el empate.

No fue la noche de Deyverson, que antes del 0-1 derrochó un cabezazo con todo a favor y ya en el epílogo del partido, después de un soberbio recorte, no pudo superar a Sergio Rico. Tampoco en una chilena espectacular que rozó el larguero después de que Rico hubiese sacado de la misma escuadra una falta directa de Katai. Tampoco atinó Toquero en una opción clarísima tras el pase de Ibai, ni llegando al segundo palo tras el centro largo de Theo, ni Manu García desde el suelo en una pelota que sacó Pareja casi bajo palos. Todo un rosario de oportunidades que se saldaron con un solo acierto. Después de tantas jornadas y de un registro de 12 goles en 13 partidos en casa, tampoco cabe hablar de casualidades. El Alavés es capaz, en sus mejores momentos, de asediar el área de cualquier rival, pero otra cuestión es disponer de la calidad suficiente para convertir las oportunidades.

El partido había virado ya en el inicio de la segunda mitad. Sin otra opción que arriesgar, el Alavés tiró sus líneas varios metros más arriba y se metió en campo contrario con soltura. A la espalda, problemas en cada contra, pero casi siempre bien solventados por un equipo bastante equilibrado. De hecho, solo en una ocasión se heló Mendizorroza. Justo después del 1-1, cuando tras un rebote, Iborra desperdició la única oportunidad clara del Sevilla.

Premio a la insistencia

Pero el Alavés dominaba el balón y eso permitía crecer. Llorente comenzaba a manejar la pelota con criterio y Femenía y Theo desestabilizaban por las bandas. El Sevilla, posiblemente desgastado ante la acumulación de esfuerzos, menguaba. Casi no amenazaba y se limitaba a cerrar su área. Incluido Sampaoli, que metió un quinto defensa con la sustitución de Mariano por Vitolo. Poco después apareció el gol. Después de un puñado de opciones claras, emergió en un rebote. En un centro envenenado de Romero que tras el toque de Rico rebotó en Katai. Premio a la insistencia.

El paraguayo y el serbio dinamizaron al equipo por las alas. Con especial mención para un Romero que se convirtió en pesadilla para la zaga rival. Con cambios de juego, desborde y notables centros. Casi siempre con la elección correcta, visión de juego y calidad para aprovechar la flojera sevillista. No llegó el 2-1, que el equipo albiazul mereció tras 45 minutos de mucho nivel, pero sí un punto que confirma que el Alavés sigue en la brecha. Con doce partidos de Liga por delante, además de la final de Copa, y la sensación de que la bajada de tensión en Granada resultó solo un accidente. El grupo mantiene la concentración y el espíritu ambicioso. En esas condiciones, quedan todavía alegrías por delante esta temporada.

Directo

DEPORTIVO ALAVÉS 1 - 1 SEVILLA

Nada más por nuestra parte. Gracias por habernos acompañado una jornada más. Saludos y hasta la próxima!!! Agur!!!

El empate cosechado hoy deja al Deportivo Alavés con 34 puntos, en esa undécima posición de la tabla. El Sevilla suma 56, cerrando el podio de la clasificación.

Ben Yedder adelantó a los andaluces en el minuto 23; Katai, que entró desde el banquillo, logró el empate ya en el 75'.

El empate puede saber a poco porque el equipo andaluz ha tenido en el portero Sergio Rico uno de sus mejores hombres. Aunque los de Sampaoli también han gozado de sus oportunidades para marcar.

Reparto de puntos en un gran partido, con el Alavés dando un repaso a todo un Sevilla en la segunda mitad.

DEPORTIVO ALAVÉS 1 - 1 SEVILLA

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate