El Correo
Alavés

deportivo alavés

Deriva del Alavés en Granada

fotogalería

Theo, cabizbajo, tras el segundo gol del Granada. / Miguel Ángel Molina

  • El conjunto albiazul, perdido durante casi una hora en Los Cármenes, desaprovecha una ocasión de oro para acechar los puestos europeos

El Alavés llegó a Granada sin su motor y su ancla. Las ausencias de Marcos Llorente y Manu García convertían al conjunto de Mauricio Pellegrino en un auténtico enigma, que fue irresoluble para los albiazules durante casi una hora. No cayeron en la cuenta de que nada es más peligroso que dar motivos para creer en sí mismo a quien se juega la vida. Y el conjunto nazarí se encontró más cómodo que nunca durante la primera mitad. Ganaba todas las disputas, se llevaba las segundas jugadas, se vio más inspirado en el ataque y mostró una pericia asombrosa en los saques de banda, de los que nacieron los dos tantos de los rojiblancos. Con todo, el Granada terminó el partido quizás más preocupado que el Alavés, que estuvo a punto de salvar un punto por puro ímpetu en un final agónico.

El equipo de Pellegrino, que tuvo que ver el encuentro desde la grada por acumulación de amonestaciones, trató de buscar una referencia sobre el terreno de juego. La desconexión fue absoluta entre la defensa y el ataque. Daniel Torres y Nenad Krsticic no fueron capaces de coger las riendas del juego en la medular, y la distancia entre líneas fue inabarcable. Sin sus faros habituales, el Alavés se encomendó al talento de Camarasa, Katai y Romero, que formaron un trío inédito para tratar de derrumbar la muralla de cinco defensas del conjunto de Lucas Alcaraz. Pero no consiguieron mezclar hasta bien entrada la segunda mitad, cuando el partido habría estado sentenciado si enfrente no se encontrara una defensa calamitosa.

Los andaluces tenían más ímpetu que los vitorianos, por mucho que se hayan destacado por ello durante estas 25 jornadas a excepción de casos concretos como Anoeta o el duelo contra el Barça en Mendizorroza. Como si de una consecuncia lógica se tratara, Wakaso asestó el primer mazazo de los rojiblancos en el minuto 38, aunque no fue en absoluto inesperado vista la evolución de los albiazules en el terreno de juego. El Granada se creyó que podía enlazar su tercera victoria en casa mientras el Alavés parecía pensar que el hito de conseguir dos triunfos consecutivos en la Liga era ya suficiente.

Los más optimistas confiaban en que los de Pellegrino saldrían espoleados tras el descanso, todavía vivos en el partido a pesar del desastroso primer tiempo que firmaron. Lo cierto es que el Granada se empeñó en dejar con vida a los albiazules, como si no supieran conquistar una victoria sin sufrimiento o agonía. Incluso cuando Isaac Cuenca, que jugó como lateral, hizo el segundo gol pese a la estirada de Pacheco, los nazaríes seguían convencidos de que el partido se torcería. Dieron un paso atrás presa del pánico y del instinto de supervivencia. Y entonces hizo Óscar Romero su aparición estelar.

El paraguayo sirvió un centro medido a la cabeza de Camarasa, que al fin dio con el boquete que dejaban los tres centrales andaluces en su área y encontró una mina en sus llegadas desde segunda línea. El centrocampista remató a placer a menos de dos metros de la portería, se encontró con Ochoa y tuvo la fortuna de que el rechace fuera directo a su rodilla. El Alavés comenzó a liderar la remontada de la mano de Romero y Camarasa. De hecho, el centrocampista valenciano anotó el segundo tanto tras un disparo defectuoso de Krsticic, anulado por un fuera de juego inexistente.

El encuentro entró en una fase de arrollamiento por parte del Alavés, que a partir de ese instante se prometió que no se iría de vacío de Los Cármenes. Lo rozó con un disparo de Ibai en el minuto 87 que se fue tras pegar en el palo, después de arrinconar al Granada durante más de 20 minutos. Pero fue el último golpe del conjunto albiazul, que se enrabietó y acabó con Katai y Alexis expulsados por dos acciones evitables y llenas de frustración. Era ya demasiado tarde para evitar la deriva del Alavés, que perdió una gran ocasión para acechar los puestos europeos ante un rival que parecía condenado.

Directo

GRANADA 2 - 1 DEPORTIVO ALAVÉS

Nada más por nuestra parte, gracias por habernos acompañado una jornada más. Un cordial saludo!!! Agur!!!

Se queda el Alavés con esos 33 puntos, undécimo, perdiendo la oportunidad de poder entrar en el 'top ten' de la clasificación.

Wakaso y Cuenca marcaron para el Granada con sendos disparos desde la frontal del área; Camarasa recortó distancias para el Alavés, dando alas al equipo albiazul en pos de un empate que nunca llegó.

Además de la derrota, la factura es cara. Dos expulsados, infinidad de cartulinas... Una noche para olvidar.

Derrota de los de Pellegrino, que salvo en un tramo de esta segunda mitad nunca han sido superiores hoy a su rival

Acabó el partido... Granada 2 - 1 Deportivo Alavés

Se tiene que llevar a los jugadores de esa zona... muy enfadados... pero eso ya no puede hacer más que estropear aún más la situación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate