El Correo
Alavés

El Alavés extiende su repertorio

  • Dos golazos de Ibai y Katai sellan en un frenético tramo final la segunda victoria consecutiva y la primera remontada del ejercici

A medida que la palabra permanencia queda relegada a un dulce olvido, el Alavés amplía poco a poco el repertorio para confirmar su crecimiento. Si hace una semana llegó en Coruña una de esas victorias que indican la inercia positiva de un equipo capaz de ganar en una tarde gris, ayer la escuadra albiazul cambió de registro para liquidar al Valencia en un cuarto de hora final frenético. Los golazos de Ibai y Katai sacaron brillo al esfuerzo y la fe albiazul, que no se resintieron en las peores condiciones, tras el tanto de Soler que amenazaba con quebrar el partido a veinte minutos para el final. En un duelo que, además, derribó buena parte de los límites establecidos hasta el momento para la escuadra vitoriana. Porque en una misma mañana, el conjunto de Pellegrino encadenó por primera vez en la temporada dos victorias consecutivas al tiempo que se estrenaba en el capítulo de las remontadas. Lejos de otras victorias obtenidas desde el protagonismo defensivo, la versión de ayer concedió los galones a los futbolistas de ataque, con un Rubén Sobrino convertido en huracán para, en el momento justo, zarandear a una defensa rival que, al igual que todo el equipo de Voro, acusó los esfuerzos acumulados.

No hay victoria sin sufrimiento para este Alavés, como suele recordar Pellegrino, y ayer tampoco resultó una excepción. Más bien lo extraño y reconfortante fue observar cómo un equipo acostumbrado a picar piedra para tratar de acertar en alguna de sus ocasiones, donde las llegadas desde segunda línea de Manu García volvieron a ser durante muchos minutos la única sorpresa en el área rival, acabó por soltar dos certeros aguijonazos. Con las ausencias de Deyverson y Edgar, los futbolistas que habían marcado seis de los nueve goles anteriores en Mendizorroza, Ibai y Katai tomaron el relevo. Ambos, fieles a su estilo. El primero, con un golpeo seco y ajustado. El serbio, al aprovechar la frialdad que en otras ocasiones le condena para congelar Mendizorroza en una secuencia a cámara lenta. Con el exquisito y sobrecogedor amago con el cuerpo para sentar primero al meta Alves y depositar después la pelota en la red. Con el mismo ademán rutinario de quien apura el café de la mañana. Cosas de futbolistas, para lo bueno y para lo malo, con sangre a baja temperatura.

Sin respuesta al orden rival

Hubo varios partidos en uno y en el primero, el Alavés se había quedado sin respuesta ante un Valencia que, exigido en el capítulo físico tras su encuentro frente al Real Madrid, rotó varios futbolistas para tratar de refrescar el equipo, sobre todo en el centro del campo. Soler y Suárez acompañaron en esta ocasión a Parejo. No parecía difícil adivinar que la estrategia de Voro, después de dos victorias ante Athletic y Real Madrid y tres días antes de recibir al Leganés, pasaba por ahorrar fuerzas en lo posible. Líneas juntas, buen posicionamiento y, cuando llegaba el caso, posesiones largas sin apenas profundidad. Defender con el balón y tratar de evitar apuros.

En esas condiciones, las más complicadas para un Alavés escaso de creatividad ofensiva, el choque adquirió un tono monótono. De espera a los errores del rival. Soler pudo hacer el 0-1 en una llegada aislada y clara tras el centro de Siqueira, mientras que a Manu García, otra vez notable, se le escapó el remate después de un gran control en el área. Al cuadro vitoriano le había faltado ritmo en las combinaciones y chispa para desbordar. No era la mañana de Camarasa y menos aún la de Santos. El venezolano desaprovechó la oportunidad. Ni inquietó por arriba ni tuvo claridad en algunas acciones en ventaja con el balón. No hay como el fútbol para cambiar situaciones de una semana para otra, pero la suya se antoja límite. Con un Deyverson titular y Rubén Sobrino en plena fase ascendente.

Más empuje, gol y acierto

El Alavés apretó el paso tras el descanso, consciente de que, en la mayor parte de los casos, solo la insistencia acaba con recompensa. Cuando un equipo como el albiazul anda escaso de filo, solo queda pisar muchas veces el área. Así lo entendió el equipo vitoriano, ya con Llorente y Manu García presionando en campo contrario. El vitoriano volvió a rozar el gol, pero lo evitó Alves. Ibai, siempre alborotador por la izquierda, también ayudaba a crear problemas a un Valencia que menguaba. Más aún con la entrada de Sobrino, que revolucionó el partido con un jugadón donde topó de nuevo con Alves. Curiosamente, el Valencia salió del trance con el 0-1. Pese al paradón de Pacheco, Soler aprovechó la desatención de Ibai en el rechace para marcar.

«El Glorioso nunca se rinde». Entonó la grada el grito habitual y detrás, a una, fueron los futbolistas albiazules. Porque el partido, con un adversario muy justo de fuerzas, siempre pareció abierto. Pellegrino, que ayer hizo pleno con los cambios, apostó por Romero. El paraguayo volvió a mostrar buenas condiciones. Pero fue Ibai, con uno de sus típicos golpeos secos, quién abrió la puerta. Por ahí entró todo Mendizorroza y un Alavés lanzado. Para formar la conexión Llorente-Sobrino-Katai que acabó por firmar el triunfo de la consolidación. También el que permite aumentar la confianza de un equipo que, poco a poco, añade ladrillos al edificio al que todavía no ha puesto techo. Jugar cada partido sin una gota de ansiedad suma y el cuadro vitoriano ha dejado atrás cualquier temor.

Directo

DEPORTIVO ALAVÉS 2 - 1 VALENCIA

Nada más por nuestra parte. Gracias por habernos acompañado en esta matinal de sábado y gozado con nosotros de esta nueva victoria del Glorioso. Un cordial saludo!! Agur!!!

33 puntos ya para el equipo gasteiztarra, décimo provisionalmente, y a dos puntos de la séptima plaza.

Un triunfo muy trabajado el cosechado hoy ante los de Voro, que se habían adelantado en el marcador con el gol de Soler en el minuto 70; Ibai, con un zapatazo desde la frontal en el 78' puso el empate; y Katai, en el 86', batió en el mano a mano a Diego Alves para culminar la remontada.

Lo celebran los jugadores sobre el terreno de juego... también la afición en la grada...

Remontada del cuadro albiazul con los goles de Ibai y Katai, para sumar otros tres puntos más a su casillero en la que es la tercera victoria del equipo en casa.

DEPORTIVO ALAVÉS 2 - 1 VALENCIA

FINAL DEL PARTIDO EN MENDIZORROZA

FINAL!!!

Pita el colegiado...

Recupera el Alavés, que puede salir a la contra... aunque Katai prefiere esconder la pelota...

Cumplido el 93'. Queda uno más.

Lo sacan en corto... el centro muy cerrado... directamente fuera!!!!

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate