El Correo
Alavés

fútbol

Kiko Femenía estudia ya la oferta de renovación del Alavés

Kiko Femenía deja atrás a Gareth Bale en Mendizorroza.
Kiko Femenía deja atrás a Gareth Bale en Mendizorroza. / BLANCA CASTILLO
  • El lateral, cuyo contrato finaliza en junio, asegura que su «intención» es continuar en Vitoria

Kiko Femenía (26 años) es uno de los hombres llamados a enraizar el futuro del Alavés. Con Pacheco y Laguardia atados hasta 2020, el club albiazul espera extender ahora el vínculo con el lateral, cuyo contrato finaliza al final de temporada. El jugador alicantino ha recuperado su gran cartel en Primera, donde despuntó cuando era casi un adolescente, y espera aprovecharlo para conseguir un buen acuerdo para los próximos años, en teoría los mejores en la carrera de un futbolista. El club vitoriano le ha hecho llegar ya su primera propuesta y el futbolista los «estudia» con detenimiento, aunque no se cierra ninguna puerta antes de tiempo.

El lateral, fichado el pasado curso en Segunda, ha regresado a la senda que prometía cuando debutó con el Hércules y pasó a los filiales del Barça y el Real Madrid. El hecho de haberlo logrado en el Alavés supone para él un motivo de seguridad y «agradecimiento», que confluyen en que su «intención» sea continuar como albiazul a partir del próximo verano. En los últimos meses, no obstante, los nombres de algunos clubes han sonado con fuerza para llevarse sin coste a Kiko Femenía, como el Espanyol, el Betis y, sobre todo, el Valencia. El lateral, sin embargo, asegura que esas cuestiones son «más rumores que otra cosa», y que su primera opción, «claramente», es seguir jugando en Mendizorroza más allá de este verano.

El defensor, situado como uno de los mejores de la Liga en su posición por su espectacular evolución en un puesto que no es el suyo, espera un esfuerzo económico a la altura de su rendimiento por parte del Alavés, y es probable que incluso rechace otras ofertas de mayor envergadura por continuar en el equipo en el que ha construido su entorno y vuelve a sentirse seguro. Esta postura invita al entendimiento de ambas partes, aunque tanto la entidad albiazul como Kiko Femenía son conscientes de que puede llegarle una propuesta muy sugerente.

«Si hay algo real y muy interesante, mi representante se dirigirá al club, pero de momento estamos estudiando la oferta que me ha pasado el Alavés. Habrá que valorarla y decidir lo que sea mejor para mí», concluye el lateral, cuya proyección ofensiva se ha convertido en una de las claves del gran papel del conjunto vitoriano en su regreso a la máxima categoría.

Kiko Femenía le otorga un enorme valor personal al hecho de haber relanzado su carrera en el Alavés, sobre todo de la mano de José Bordalás la pasada campaña. El alicantino, de hecho, no esperaba alcanzar un nivel tan elevado en el plano colectivo y en el individual. «Pensaba que lo de la temporada pasada era inmejorable, pero este año está siendo fantástico. Cuando llegué, el club mismo no tenía tantas aspiraciones. Ascendimos y quién diría que ahora estaríamos clasificados para la final», reconoce el lateral albiazul.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate