El Correo
Alavés

el futuro

Del «miedo» inicial a perseguir estrellas

fotogalería

Laguardia y Pacheco, en el centro de la imagen, celebran su renovación con el Alavés junto a Trocóniz y Sergio Fernández. / Igor Aizpuru

  • Pacheco y Laguardia, llamados a encaminar el prometedor futuro del Alavés, celebran que su ambiciosa apuesta saliera ganadora y puedan ser albiazules hasta 2020

El Alavés aún necesitaba respiración asistida cuando pudo reclutar a Víctor Laguardia y Fernando Pacheco. Más en el caso del primero, que se incorporó al conjunto albiazul tras una tortuosa salvación en la última jornada de Liga en Segunda. En el caso del guardameta, cuyo cartel brilla con más fuerza después de cada partido, el futuro tenía algo más de luz, pero en ningún caso se presentaba como un destino en el que entrar en la historia tras solo dos temporadas. Con su firma estampada en sendos contratos hasta el 30 de junio de 2020, hoy son los pilares básicos del equipo que más fantasías concentra entre sus aficionados.

El portero extremeño dudó a la hora de enrolarse en el Alavés y abandonar el Real Madrid para lanzarse a una aventura tan ambiciosa como arriesgada. «Cuando tomé la decisión tenía algo de miedo. Era la primera vez que salía del Madrid y debía elegir muy bien», admite Pacheco, que ahora se encuentra entre los guardametas más seguros y prometedores de Primera. Pero la trayectoria del conjunto albiazul desde su llegada ha resultado meteórica, con un ascenso incontestable y el derecho a acariciar las estrellas con la clasificación a la final de la Copa del Rey. «Todo esto era algo impensable incluso en mis mejores sueños», admite uno de los grandes artífices del retorno a la élite más selecta del fútbol español.

Al igual que el extremeño, cuya cláusula de recompra para el Real Madrid permanecerá en unos cinco millones de euros, el central aragonés hizo hincapié en las buenas vibraciones que le ofrecía el Alavés a la hora de presentarle el proyecto, por mucho de que esquivara la muerte en el suspiro final. «El equipo se había salvado en Jaén en el último partido en el último minuto. Pero la clave es la confianza que me ha trasladado y que es un club muy estable», asegura Laguardia, que arrancó la campaña como suplente y se ha hecho inamovible en el eje de la zaga junto a Feddal.

Los compañeros

La consolidación en el ‘once’ habitual, de hecho, ha acelerado la firma del acuerdo de ambos futbolistas, a los que se les presuponían atractivas ofertas para el próximo verano. Pacheco y Laguardia, en este sentido, quisieron reconocer el inmenso mérito de sus compañeros el pasado curso, tanto de quienes se mantuvieron en la plantilla, como Femenía, Raúl García, Manu García y Toquero, entre otros, como quienes tuvieron que salir en busca de un nuevo destino. «Se ha visto el espíritu del año pasado y hemos demostrado que valemos para esta categoría», sentencia el portero en relación a su indiscutible presencia bajo los palos.

«Los compañeros que tuvimos son uno de los motivos de que estemos aquí», replica el central zaragozano, el más expeditivo de la plantilla en lo que va de campaña. El Alavés celebra haber atado a dos de sus «pilares importantes» para la construcción de su proyecto, tal y como resaltan el presidente, Alfonso Fernández Trocóniz, y el director deportivo, Sergio Fernández. Fernando Pacheco y Víctor Laguardia se han convertido en los máximos exponentes de la inesperada irrupción albiazul en el fútbol de máximo nivel. Nadie refleja como ellos el abismo entre un pasado incierto y un futuro de fantasía.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate