El Correo
Alavés

Sobrino pone su sello en la Liga

fotogalería

Los jugadores celebran el gol. / Jesús Andrade

  • El atacante manchego, que se estrenaba como titular con el Alavés en Primera, adelantó al conjunto albiazul en El Molinón

A Rubén Sobrino le tocó pagar en primera persona el desatino del Alavés en la vuelta de cuartos de final contra el Alcorcón en Mendizorroza. El delantero manchego, que no desentonó más que el resto de sus compañeros, fue sustituido al descanso por Gaizka Toquero en busca de una rápida reacción que evitara el desastre. El futbolista cedido por el Manchester City sufrió de esa manera un nuevo revés, después de que no hubiera participado durante casi toda la primera vuelta del campeonato de Liga y con el mercado invernal cerca de cerrarse.

Las oportunidades parecían evaporarse para Sobrino, y más con la decisión de Pellegrino de poner a los hombres más habituales en la eliminatoria de semifinales ante el Celta. El de El Molinón, de hecho, se presentaba como una de sus últimas balas para dejar su sello con el Alavés en Primera y apurar sus opciones de reivindación.

Pero Sobrino salió con una decisión tremenda ante el Sporting, espoleado junto con sus secundarios compañeros para lavar su reciente imagen ante el Alcorcón. El manchego firmó una gran sociedad con Katai, cuya imagen también se encontraba desgastada por sus últimas actuaciones y, de hecho, el primer tanto del encuentro nació de una combinación entre ambos. Feddal abrió el juego en largo en busca del atacante serbio, que manejó los tiempos a la perfección y sirvió el tanto a Sobrino. El atacante, lejos de dejarse llevar por el ansia de estrenarse como goleador, aguantó la pelota ante Cuéllar y definió con frialdad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate