El Correo
Alavés

LOS PROTAGONISTAS

La solidaridad de un grupo convencido

Manu García interpretó a la perfección el tipo de partido y lo hizo casi todo bien. Estuvo cerca del gol.
Manu García interpretó a la perfección el tipo de partido y lo hizo casi todo bien. Estuvo cerca del gol. / I. Aizpuru
  • El Alavés se asoma a la final de Copa, sin que la presión melle su identidad, gracias a otro trabajo coral de un grupo convencido de sus posibilidades

Salió vivo el Alavés y con todas las opciones para el choque de Mendizorroza gracias a otro trabajo coral de un grupo convencido de sus posibilidades. No es sencillo llegar hasta este punto, asomado a la final de Copa, y mantener la identidad sin que la presión deje huella. El cuadro de Pellegrino ofreció lo que tiene. Tan solvente en su sistema defensivo como escaso de pegada. En un duelo donde Manu García volvió a ofrecer una demostración de saber estar. Fue de lo mejor y, además, participó en dos de las opciones albiazules. La que sacó Sergio Álvarez tras un exquisito remate del vitoriano y otra llegada de Theo donde al capitán le faltaron centímetros para conectar con la pelota. Otro partido, para no variar, donde Pacheco, rescatado para la semifinal, dejó el sello. Con una parada de gran mérito ante un remate casi a bocajarro de Iago Aspas. Son ya incontables los duelos en los que el guardameta, sin intervenir en exceso, resulta decisivo.

Pacheco

Aspas se activó en ataque y Pacheco fue el primero en detenerlo. Tapó a media altura un disparo seco y cercano del delantero que era medio gol. Después se mostró seguro y también tuvo la ayuda de los palos. Con el propio Aspas y más tarde, casi en los instantes finales del choque, tras un balón muerto que cazó Tucu Hernández.

Femenía

Labor ingrata la de ayer para el lateral albiazul, que cumplió con creces. Secó a un Bongonda que apenas apareció y acabó sustituido. En una de sus escasas salidas al ataque se fraguó la ocasión clara de Manu García en el primer tiempo. Después acabó como extremo.

Laguardia

Impecable, al igual que su compañero Feddal en el eje de la zaga durante una primera parte donde impidieron que Aspas entrara en juego. Con el equipo más fatigado y los celestes llegando con más claridad, aparecieron los problemas.

Feddal

Uno de los mejores albiazules en la primera mitad, con mucha anticipación y coraje. Después, al igual que Laguardia, sufrió mucho para neutralizar a un Aspas que buscó la espalda de los centrales y en ocasiones la encontró.

Theo

También más centrado en defensa, aunque con cabalgadas iniciales y, sobre todo, otra donde tras dos regales y el centro raso, Manu García no llegó por poco. En algunos tramos de la segunda mitad sufrió con el ayer extremo Wass.

Llorente

Ni el Alavés le buscó en exceso en un duelo de muchos balones largos, ni se le vio cómodo sobre el campo, con varios resbalones. Se llevó la tarjeta amarilla. Una de las claves para la vuelta en Mendizorroza será su habitual labor creativa.

Manu García

En un partido trabado Manu García se convierte casi siempre en protagonista. De nuevo interpretó como pocos las necesidades del equipo, incluidas las faltas que buscó para dar respiro al grupo. A punto de marcar otro gol histórico en una llegada desde la segunda línea. Notable.

Toquero

Los extremos se convirtieron ayer por momentos en laterales, con una vigilancia permanente a sus pares para evitar las superioridades numéricas por las bandas. El vitoriano derrochó trabajo y pundonor, aunque apenas logró aparecer en ataque. Sustituido.

Camarasa

Un par de arrancadas de calidad en la primera parte despertaron al Alavés en ataque y también un buen envío sobre Theo. Otro que se esforzó al máximo por presionar sobre la defensa rival y evitar que el Celta pudiera realizar su habitual juego de combinación desde atrás.

Ibai

Aunque también le tocó vigilar las subidas de Hugo Mallo y llegar hasta el córner propio en ocasiones, sí apareció en algunas fases. Con buenos golpeos, en centros y varios córners.

Deyverson

El delantero brasileño volvió a ofrecer una exhibición en el aspecto físico, aunque de nuevo sin opciones ante la meta contraria. Tampoco se le vio fino en algunas acciones que parecían arrancar con peligro y se quedaron en nada.

Edgar

Dispuso de una llegada clara por la izquierda, donde ni siquiera miró hacia la posición de Deyverson. Lo intentó por su cuenta, casi sin ángulo, y topó con el cuerpo de Sergio Álvarez. Después perdió algún balón que debió mantener.

Vigaray

Pellegrino, tras la entrada de Sisto por la izquierda, decidió dar un respiro a Femenía y taponar esa banda con la frescura del lateral madrileño. No era fácil entrar en un partido así y cumplió.

Romero

El debut con la camiseta albiazul del futbolista paraguayo dio para poco. Unos minutos finales donde todo era resistir el empate.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate