El Correo
Alavés

Copa del rey

El mal tiempo recluye al Alavés

fotogalería

Ibai y Llorente, antes de tomar el vuelo hacia Vigo. / J. Andrade

  • El intenso viento y la incesante lluvia han impedido el clásico paseo matinal de la expedición albiazul en la ciudad, mientras que el Celta asume que Balaídos estará lejos del lleno

La expedición del Alavés se ha encontrado con un temporal a su llegada a Vigo. La incesante lluvia y, sobre todo, el fuerte viento, amenazan con condicionar el histórico encuentro de esta noche ante el Celta. Los jugadores y el cuerpo técnico albiazul, de hecho, no tienen previsto realizar el típico paseo para liberar la tensión previa a un partido de semejante trascendencia, en el que el Alavés buscará dar el primer paso hacia una final de Copa.

El estadio de Balaídos, además, estará lejos del lleno. En este momento quedan más de 4.000 localidades a la venta y, a pesar de un eventual arreón final en la venta de entradas, no se prevé una ocupación mayor al 80%. El Celta, por su lado, prevé que algunos socios no asistan a la ida de la semifinal ante el Alavés, por la hora del encuentr (21.00 horas) y por el mal tiempo que desde anoche azota el municipio gallego.

El propio Berizzo, de hecho, temió ayer que las condiciones meteorológicas influyeran de forma negativa en el choque de esta noche. «La lluvia es un problema para el juego mismo», advirtió el técnico celtiña, cuyo estilo de juego sufre más cuando el césped absorbe mucha agua y se vuelve pesado. En los últimos días, el Celta ha recurrido a grandes lámparas LED para preservar la temperatura del terreno de juego y tratar de mantenerlo seco, aunque es probable que el campo no esté en las mejores condiciones para disputar el encuentro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate