El Correo
Alavés

CELTA - ALAVÉS

La ciudad de Vigo, para albiazules

Vigo y su ría, desde el mirador de O Castro.
Vigo y su ría, desde el mirador de O Castro. / José Luis Filpo
  • Breve guía para que la expedición alavesista, que este jueves acudirá a la semifinal de Copa, visite algunos lugares imprescindibles para conocer la urbe más poblada de Galicia

El partido de ida de la semifinal de la Copa del Rey entre el Celta y el Alavés, llevará este jueves a muchos vitorianos a Vigo. Muchos se desplazarán a la cita deportiva en coches particulares (660 kilómetros - 6 horas , mientras que un buen número de aficionados albiazules acudirán al Estadio de Balaídos en los autobuses gratuitos que el club ha puesto para todos los abonados que adquieran entradas para la semifinal.

Los que acudan por su cuenta dispondrán de más tiempo para disfrutar de la ciudad pontevedresa, con la posibilidad de poder hacer un hueco para hacer turismo, mientras que los que recurran a los autocares del club tendrán el tiempo más limitado, en el caso de que no sean conducidos directamente al campo de fútbol por las fuerzas de seguridad. La comitiva albiazul saldrá del parking de Mendizorroza a las 11.30 horas del mismo jueves y regresarán tras la conclusión del partido desde el Estadio de Balaídos que comienza a las 21.00 horas.

Vigo, en tres vistazos

Tanto para unos como para los que se puedan escapar del ajustado horario de la expedición, Vigo ofrece algunos interesantes lugares, imprescindibles para tener un mínimo conocimiento de la ciudad. Si hay un punto desde el que el visitante puede conocer Vigo de un vistazo, ese es el Mirador de monte de O Castro. Este punto alto (133 metros sobre el nivel del mar) se encuentra en el centro de la ciudad y permite tener una visión panorámica de Vigo, tanto del núcleo urbano como de la ría de Vigo e incluso de las Islas Cíes, el mayor tesoro del estuario vigués. A este archipiélago, en invierno y desde Vigo es posible desplazarse en barco los fines de semana. Cíes forma parte del Parque Nacional Illas Atlánticas, un auténtico edén de playas paradisíacas y aguas cristalinas, que los romanos denominaron islas de los dioses, un entorno natural que se convierte en un observatorio de fauna y flora único.

O Castro, que guarda bajo sus pies el milenario origen de la ciudad, cuenta también con un castillo del siglo XVII -Castelo do Castro- y con el monumento a los Galeones de Rande.

A los pies del monte de O Castro se halla el puerto de Vigo, el paseo marítimo y la Alameda de la plaza de Compostela y el Mercado da Pedra, en la plaza del mismo nombre, que es uno de los lugares más visitado de la ciudad. Tanto los lugareños como los visitantes acuden a este lugar de ocio a realizar compras de calzado, ropa, bolsos o relojes, pero sobretodo para visitar la calle de las Ostras, debajo del mercado, donde es posible ver la exposición y degustar este molusco acompañado de albariño. Además, hay marisquerías y restaurantes donde degustar otros productos del mar, como el pulpo, la sepia o el calamar recién sacados del mar.

Para el que disponga de más tiempo, la playa de Samil, en el oeste de la ciudad y a cinco kilómetro del Estadio de Balaídos, es el lugar ideal para dar un paseo y contemplar la puesta de sol, ya que el agua es tan cristalina como fría estos días de invierno, sólo apta para el baño de los más valientes ya que ronda los 13 grados centígrados.

Más cerca de Balaídos se encuentra el parque de Castrelos, el más grande Vigo, y que alberga el Museo Quiñones de León.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate