El Correo
Alavés

copa del rey

Charla y café en Vigo con Patxi Salinas y Ratkovic

video

Salinas y Ratkovic, exjugadores del Celta, han conversado con EL CORREO. / Igor Aizpuru

  • Los dos exjugadores del Celta en los años noventa comparten sus impresiones sobre el Alavés en una distendida conversación con EL CORREO

Patxi Salinas y Milorad Ratkovic se funden en un cariñoso abrazo cuando se encuentran en una cafetería junto al estadio de Balaídos. Fueron compañeros en el Celta, subcampeón de Copa de 1994, que cayó en los penaltis ante el Zaragoza. Comparten un café con EL CORREO en el que intercambian sus impresiones sobre el Alavés, el rival que les aguarda el jueves (21.00 horas) y que espera apear al conjunto vigués de la final.

«El Alavés es un rival muy difícil, te presenta miles de problemas», asegura Ratkovic, campeón de la Copa Intercontinental con el Estrella Roja en 1991 tras vencer 3-0 al Colo-Colo chileno. El centrocampista serbio encuentra similitudes entre el conjunto de Pellegrino y el Atlético por su carácter competitivo y su fortaleza defensiva.

La línea que separa a los dos equipos, en este sentido, es sobre todo el nivel de eficacia que muestran los rojiblancos cuando se les presenta la oportunidad. «Si tienes una ocasión o dos... tienes que meter. Es la diferencia entre Primera y Segunda», asegura el antiguo centrocampista. «Y aún así se mantienen (los albiazules), porque no encajan gol».

El futbolista del Alavés que más ha sorprendido en los últimos años a estos dos jugadores es, sin duda, Gaizka Toquero, que pasó de jugar en el Sestao River en Segunda B a Primera de la mano de Caparrós. Salinas recuerda cómo el técnico andaluz se quedó impresionado con el sacrificio y el carácter del delantero vitoriano, aunque temía que ya no tuviera una edad avanzada. «Cuando le dijeron que tan solo tenía 24 años... Al día siguiente ya lo quería en Lezama», recuerda el excentral, hoy entrenador del Rápido de Mouzas, de Tercera gallega.

Ratkovic, mientras tanto, no encuentra explicación y la falta de minutos de Aleksandar Katai, pretendido por el Celta hasta el último día del pasado mercado de verano, cuando se lo llevó al Alavés. «Es muy buen jugador y podría ayudar muchísimo. Tiene un muy buen uno contra uno, mucho gol, se asocia muy bien... Pero no sé muy bien qué le pasa», zanja el exfutbolista serbio, que conoce de cerca al mediapunta que el pasado curso militó en el Estrella Roja.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate