El Correo
Alavés

COPA DEL REY

El Celta sitúa la Copa como su máxima prioridad de la temporada

Álvaro Lemos, a la izquierda, trata de llevarse el balón ante Guerrero, del Leganés.
Álvaro Lemos, a la izquierda, trata de llevarse el balón ante Guerrero, del Leganés. / Efe
  • El conjunto celeste, que ha rotado su ‘once’ casi al completo en las dos últimas jornadas de Liga, observa una ocasión histórica para colarse en su quinta final

El Celta lanza señales evidentes de que la Copa ha pasado a ser su objetivo prioritario. El conjunto celeste ha echado mano de la segunda unidad de su plantilla para tratar de sacar adelante sus dos últimos compromisos ligueros, ante la Real Sociedad y el Leganés, para mantener la frescura en sus estrellas para medirse al Alavés en la semifinal de La Copa. Berizzo insiste en que en su equipo no existen titulares o suplentes, o futbolistas más importantes que otros, y lo cierto es que las distinciones de rango entre los jugadores son difusas. La intención del técnico, sin embargo, se vuelve evidente al contemplar que Iago Aspas, Bongonda, Wass y Roncaglia, entre otros, guardaron descanso ante el Leganés.

Solo Radoja, el cuarto hombre con más minutos en el conjunto vigués y el artífice de la derrota del Alavés en el último minuto en Balaídos, se coló en el ‘once’ que Berizzo desplegó en Butarque ante el Leganés. La ilusión, mientras tanto, se ha disparado en la hinchada del club vigués, pletórica tras tumbar al Real Madrid en cuartos de final y que observa el cruce ante el Alavés en semifinales como una ocasión inmejorable para clasificarse para la quinta final de su historia.

«Me mueve la ilusión de llevar al Celta a una nueva final», lanzó hace casi un año Berizzo, que quiere levantar el primer título del Celta ya sea en Europa o en la Copa. La competición doméstica, no obstante, se ha puesto a tiro para la tropa viguesa. El brillante momento de forma de Iago Aspas, que ha firmado once goles en Liga en lo que va de campaña; el motor de Wass, la velocidad de Bongonda y la sobriedad en el centro del campo han dado alas al Celta, que este curso no se muestra tan temible en la Liga, pero que ha exhibido un espectacular poderío en su parcela ofensiva.

El equipo vigués, además, ha exhibido una gran versatilidad y amplitud en su plantilla, en la que apenas se ha resentido de las rotaciones. El Celta estuvo a punto de frustrar el triunfo de la Real Sociedad en Anoeta y venció sin grandes complicaciones al Leganés el sábado en Madrid. Los de Berizzo no se han resentido del desagradable episodio con Orellana, apartado del grupo por una falta de respeto hacia el entrenador; Pione Sisto mantiene alto el voltaje del ataque celtiña cuando Aspas y Bongonda descansan, mientras que Guidetti, discreto de cara al gol, vive un idilio con la afición.

El Celta, sin embargo, conoció ayer que Giusseppe Rossi sufre una leve lesión que le impedirá medirse al Alavés el jueves en Balaídos. El italiano, que salió en la segunda mitad en el último enfrentamiento con los albiazules, padece una contractura en la zona de los isquiotibiales mediales internos de la pierna izquierda. El delantero, de hecho, tuvo que ser sustituido por Guidetti, autor del gol de la victoria de penalti, poco antes de que finalizara la primera mitad del choque ante el Leganés.

El Celta prepara un auténtico volcán en su estadio que le permita dejar al Alavés moribundo en el choque de ida. Los gallegos han fijado el pase a la final de Copa como su máxima prioridad, y más aún al verse capaces de desarbolar al Real Madrid y de derribar al Barça esta misma temporada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate