El Correo
Alavés

fotogalería

Los jugadores celebran con el público el pase / Igor Aizpuru

El Alavés frena ante el precipicio

  • Logra el pase a cuartos tras trece años en un duelo de sufrimiento mediatizado por la expulsión de Theo

El Alavés se asomó ayer al precipicio de la eliminación copera pero consiguió frenar a tiempo. En un duelo discreto de principio a fin y mediatizado por la expulsión de Theo Hernández en el inicio de la segunda parte, se agarró a su derroche de coraje y las acciones aisladas, como el tanto de Edgar y el paradón de Ortolá a seis minutos para el final, para conseguir la clasificación para los cuartos de final después de trece años. Dos partidos extraños, ambos saldados con empate, han permitido a la escuadra albiazul eliminar a un Deportivo de la Coruña que parecía noqueado en el inicio del primer duelo, pero que acabó ayer en el área albiazul y con las mismas posibilidades que los vitorianos de acceder a la siguiente ronda. No hubo diferencias significativas entre ambos bloques durante los 180 minutos, aunque el cuadro de Pellegrino logró esta vez salir airoso de los pequeños detalles.

Un Alavés que, en realidad, apenas logró hilvanar juego ante un adversario más sólido durante el tiempo que duró el partido real, hasta la tarjeta roja al lateral albiazul, y después tiró de pico y pala para levantar su trinchera defensiva. El técnico albiazul optó en esta ocasión por una alineación mixta, con futbolistas habituales en la Liga como el propio Theo, Alexis o Llorente, pero también la entrada de otros como Vigaray y Pantic que no tuvieron opciones en el choque inicial. Como estaba previsto, también oxigenó Pellegrino todo el ataque, con la entrada de Krsticic, Edgar, Katai y Santos.

Problemas, pero gol de Edgar

Esta vez, sin demasiado resultado futbolístico, en un Alavés que salió al césped con timidez, aunque pudo marcar pronto, en una acción que Santos no aprovechó. El venezolano, ya al borde del descanso en cualquier caso, volvería a demostrar sus condiciones de rematador en la acción que precedió al tanto de Edgar. El Deportivo de la Coruña pagó caro, finalmente con la eliminación, la desatención defensiva después de que el canario recuperara un balón en el borde del área para sentar a varios defensas y cruzar un zurdazo letal.

La escuadra de Garitano apenas podía entender cómo, después de 45 minutos igualados pero donde el balón casi siempre rondó la meta de un entonces impreciso Ortolá, el Alavés había sacado su ventaja. Porque Marlos Moreno estrelló antes en el palo una oportunidad clara, mientras que Colak y Borja Valle provocaban desajustes en la zaga albiazul, con un Joselu que también amenaza con su corpulencia ante Pantic y Alexis. Sin apenas balón, Llorente apenas encontabra socios en el duelo donde un discreto Daniel Torres regresó a la alineación. Krsticic, sacrificado y con buenas acciones puntuales, tampoco enganchaba para que el cuadro vitoriano pudiera sacurdirse la sensación de ser dominado.

Casi todo lo que de bueno ofreció ayer el Alavés llegó después desde el orden y el sacrificio. De reconocerse como equipo en cualquier circunstancia, incluso en las peores, como cuando ayer se vio con diez jugadores y todo un segundo tiempo por delante. El leve desconcierto inicial con Krsticic en el lateral zurdo dio paso después a un equipo albiazul más equilibrado, ya con Femenía en el campo y Vigaray en la izquierda. Que Pellegrino recurriera en el tramo final a Laguardia y Toquero, dos centuriones, habla también de lo áspera que resultaba la empresa.

Arribas había colocado la eliminatoria en el límite a media hora del final. Si en Riazor ya demostró sus condiciones a balón parado, ayer repitió en una acción donde el central del conjunto gallego ganó la acción con claridad a Pantic. Garitano ya vio las opciones tras jugar en superioridad y dio entrada a Guilherme y Florin Andone, dos titulares. Para tirar de paciencia, mover el balón y tratar de encontrar resquicios, sobre todo por la banda derecha donde subía Juanfran. Panza arriba, el Alavés se defendió con todo y neutralizó casi todos los envíos sobre el área. No el que Luisinho colocó en la cabeza de Joselu y helo la sangre a los aficionados albiazules. Ahi apareció Ortolá, que pocas veces deja indiferente, para meter la manopla del partido. La que coloca al equipo vitoriano en la ronda noble de la competición y ya a la espera del ilusionante sorteo de mañana.

Directo

ALAVÉS 1 - 1 (3-3) DEPORTIVO.
Los albiazules clasificados para Cuartos de Final de Copa.

Nosotros nos despedimos aquí. Muchísimas gracias por habernos acompañado y vivir este partido con nosotros. Un cordial saludo. Agur!!!!

Efusivos los jugadores en sus celebraciones tras el pitido final. También en la grada de Mendi. Ha habido que sufrir, pero ha merecido la pena. El Alavés está en cuartos de Copa.

Edgar, al filo del descanso, marcó el tanto que daba ventaja a los albiazules. Arribas ponía toda la emoción al empatar en el 62'. Y desde ahí, todo ha sido defender, defender y defender.
Casi milagrosa la mano de Ortolá a cabezazo de Joselu en el 85', salvando a su equipo.

Ha habido que sufrir mucho, sobre todo en el segundo periodo, jugado en inferioridad casi desde el inicio por la expulsión de Theo en el 47' por doble amarilla.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate