El Correo
Alavés

San Mamés y el nuevo Anoeta, los modelos en los que se mira el Alavés

Infografía del campo de Anoeta tras su remodelación
Infografía del campo de Anoeta tras su remodelación
  • El estadio del Athletic contó con financiación de Kutxabank e institucional, ejemplo que sigue el proyecto de remodelación del campo de la Real

No hay que echar la mirada muy lejos para encontrar proyectos de estadios similares al que quiere realizar el Alavés con Mendizorroza. En los últimos años, el Athletic, que inauguró su flamante estadio en 2013, y la Real Sociedad, que espera lucir su remozado recinto en 2019, han aprobado sendos planes de construcción y remodelación de sus recintos deportivos con un modelo de financiación con el que espera contar el club albiazul.

El Athletic realizó una inversión inicial inferior al 25% del coste total del proyecto al aportar 50 millones de euros. 17 de ellos, sin embargo, procedían del valor del solar donde se encontraba el antiguo San Mamés. La misma cantidad ofrecieron la Diputación de Bizkaia (17 de ellos correspondientes al valor del nuevo solar), el Gobierno vasco y la BBK. El Ayuntamiento de Bilbao, mientras tanto, colaboró con 11 millones de euros en cuestión de licencias y tasas.

Además de esos 50 millones de euros del presupuesto inicial, el Athletic paga un alquiler anual de 500.000 euros, por encima del precio habitual que los equipos de Primera abonan en este concepto por emplear un recinto de carácter público (ronda los 180.000 euros por año). Con esa renta, sin embargo, el club vizcaíno tendrá la opción de comprar el estadio en propiedad 50 años después de su construcción; es decir, cerca del 2060.

En cifras más discretas –y parecidas a las que contempla el Alavés– se ha cerrado el proyecto de remodelación de Anoeta. La Real Sociedad espera estrenar su nuevo feudo en la temporada 2019-20 y confía en evitar jugar algún partido como local en terreno ajeno. El presupuesto inicial de los trabajos está fijado en torno a 51 millones de euros. De ellos, 10 correrán a cargo del Gobierno vasco en pago fraccionado. Este acuerdo se alcanzó después de que el club donostiarra se comprometiera a remodelar el miniestadio de atletismo, con capacidad para acoger eventos internacionales, y la construcción de un campo de hockey sobre hierba. 4 millones correrán a cargo de la Diputación de Gipuzkoa y los 37 restantes serán abonados por la Real. Además, el Ayuntamiento de San Sebastián cederá 1.300 metros cuadrados, donde se ubicarán las federaciones deportivas territoriales.

El club blanquiazul, no obstante, contará con un acuerdo especial con Kutxabank. La entidad financiera firmó un acuerdo de patrocinio de diez años, a razón de unos 9 millones de euros en total. Eso sí, la Real recibirá toda esa cantidad en un mismo pago, lo que le permitirá asumir el proyecto de forma más holgada, si abonar ningún canon.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate