El Correo
Alavés
Pacheco saca con el pie la gran ocasión de Rubén Castro para el Betis en Mendizorroza.
Pacheco saca con el pie la gran ocasión de Rubén Castro para el Betis en Mendizorroza. / I. Aizpuru

Ajustes hacia la sobriedad

  • La mejora en sus cifras defensivas lleva al Alavés a convertirse en el equipo que fabrica los partidos con menos goles del campeonato

Nadie, posiblemente ni el propio Mauricio Pellegrino, tenía claro a principio de temporada por dónde iba a romper un Alavés con 18 fichajes veraniegos. Cuatro meses y 21 magníficos puntos después parece ya claro que el conjunto albiazul ha ajustado su perfil hacia la sobriedad futbolística. Partidos prácticos e intensos, evitando riesgos y con máxima competitividad para llevar cada actuación al límite. Como consecuencia de la mejora en sus cifras defensivas –dos goles encajados en los seis últimos partidos–, el equipo vitoriano se ha plantado en el paréntesis navideño como el de Primera que fabrica resultados más cortos del campeonato. Con 17 goles marcados y 15 encajados –32 en total en 16 jornadas–, los espectadores han asistido a una media de dos en una categoría donde hasta esta semana el promedio general es de tres.

Con la presencia en los últimos partidos de futbolistas más físicos como Manu García y Toquero, el Alavés ha adquirido por estilo en esta fase final de 2016 un toque semejante al de la campaña anterior. Ante el Betis, en un duelo que el equipo albiazul ganó como pudo perderlo en alguna acción aislada, apareció una presión más sostenida sobre el rival y un juego donde a las habituales combinaciones al pie se añadieron balones largos para forzar más al enemigo. También un ataque donde predominaron los centros desde las bandas, aunque la acción que decantó el partido llegó en una jugada milimétrica entre Toquero y Deyverson. Eso sí, al contragolpe.

Pacheco, 214 minutos

Con un Alavés que sufre para acertar con la portería contraria –solo ante el Granada y el Villarreal ha marcado más de un tanto–, la realidad deja claro que necesita afinar con el sistema defensivo y el blindaje de su propia área. De hecho, todos los puntos conseguidos en la competición han llegado en duelos donde el conjunto vitoriano ha encajado un gol o dejado su portería a cero. En seis ocasiones ha ocurrido esto último, con tres victorias –Osasuna, Villarreal y Betis– y otros tantos empates –Sporting, Deportivo y Eibar–.

El Alavés ha cerrado el año liguero, además, con sus mejores números defensivos. Un solo tanto, el del delantero de Las Palmas Livaja, se ha colado en su portería en las cuatro últimas contiendas. El guardameta Fernando Pacheco, protagonista ante el Betis con sus paradas a Rubén Castro y en general por su notable rendimiento, acumula ya 214 minutos de juego con su portería inmaculada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate