El Correo
Alavés

deportivo alavés

Antiviolencia pide multar y vetar la entrada al hincha que agredió a un aficionado del Madrid

La agresión se produjo durante la segunda mitad ante el Real Madrid en Mendizorroza.
La agresión se produjo durante la segunda mitad ante el Real Madrid en Mendizorroza. / Iosu Onandia
  • La Comisión solicita sancionar también a dos seguidores albiazules por el altercado previo al duelo ante el Espanyol y al club por «deficiencias» en el control de acceso

La Comisión Antiviolencia solicitó ayer una multa de 3.001 euros y la prohibición de acceso a recintos deportivos durante seis meses al hincha del Alavés que agredió a un aficionado del Real Madrid en el encuentro que enfrentó a ambos conjuntos el pasado 9 de octubre en Mendizorroza. El suceso se produjo durante la segunda mitad del partido correspondiente a la décima jornada, junto a la grada de Polideportivo, y causó un gran revuelo en el estadio albiazul durante los minutos posteriores. La Liga, de hecho, reflejó este episodio en la denuncia que realizó por la conducta de diversos aficionados durante ese duelo, junto a algunos cánticos que, según el organismo futbolístico, «incitaban a la violencia», y que produjo malestar entre los alavesistas que ocupan las localidades señaladas.

Antiviolencia, no obstante, solicitó dos sanciones más, relativos al último encuentro que se disputó en Mendizorroza el pasado domingo ante el Espanyol. El organismo, dependiente del Gobierno, propuso una multa de 3.500 euros al Alavés por «deficiencias en las medidas de control de acceso y de permanencia de espectadores al observarse que durante todo el encuentro estaban ocupadas las vías de evacuación y los pasillos en la grada de Polideportivo».

La tercera medida que solicitó la Comisión Antiviolencia señala a dos aficionados albiazules que protagonizaron un altercado antes del partido ante el Espanyol, que se disputó en Mendizorroza. La petición contempla una sanción económica de 4.500 euros a cada uno de los aficionados que participaron en la «agresión a un grupo de aficionados visitantes en el exterior del estadio» vitoriano y la prohibición de acceso a recintos deportivos de los dos seguidores por un periodo de un año, lo que supone un castigo mayor al del agresor del partido contra el Real Madrid.

El mismo domingo, según informó el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco, ocho aficionados del Espanyol resultaron heridos por una reyerta con un grupo de seguidores del Alavés horas antes de que se disputara el encuentro correspondiente a la duodécima jornada. Los incidentes, que se saldaron con «contusiones» por parte de los hinchas blanquiazules, se registraron pasadas las 8.30 horas, cuando los seguidores del el Espanyol se encontraban en las inmediaciones del parking de Ariznabarra; punto donde presuntamente estaban citados con seguidores albiazules.

Hasta el lugar se desplazó una docena de coches patrulla de la Ertzaintza y de la Policía Local. Los agentes procedieron a realizar diversas identificaciones, aunque finalmente no se produjo detención alguna. La Ertzaintza, no obstante, advirtió de que la investigación continuaba «abierta».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate