El Correo
Alavés

Laguardia estará ante el Villarreal

Víctor Laguardia, durante el calentamiento del partido que el Alavés jugó en Valencia.
Víctor Laguardia, durante el calentamiento del partido que el Alavés jugó en Valencia. / J. Andrade
  • El central maño, que arrastraba una rotura de fibras desde hace un mes, podrá sustituir al sancionado Alexis en El Madrigal

El Alavés había fijado el regreso de Víctor Laguardia como una de sus prioridades al conocer que Alexis deberá cumplir un partido de sanción tras ver la quinta amarilla ante el Espanyol. El central maño se encontraba en el dique seco desde hace un mes, cuando sufrió una rotura de fibras que le impidió terminar el encuentro ante la Real Sociedad en Anoeta y jugar ante el Real Madrid, Osasuna y Espanyol. La incorporación al grupo del defensa aragonés supone un alivio y una nueva solución para el conjunto albiazul, que solo ha sumado un triunfo en los últimos cinco partidos, en los que ha encajado once goles.

Laguardia era la primera opción para cubrir la baja de Alexis Ruano, aunque su recuperación había sufrido algún contratiempo durante el último mes. El central, de hecho, llegó a entrenarse con normalidad hace unas fechas, pero tuvo que volver a parar su puesta a punto porque las molestias persistían. Ayer, en cambio, completó la sesión con el resto de sus compañeros y llegará en plenas condiciones al duelo del domingo (12.00 horas) ante el Villarreal en El Madrigal.

El central albiazul partía como suplente en el proyecto de Pellegrino al inicio del curso, pero la lesión de Feddal en el Vicente Calderón a los 12 minutos le abrió la puerta a la titularidad desde la segunda jornada hasta caer lesionado en Anoeta. La lógica indica que Laguardia formará pareja con el espigado central marroquí el domingo, y no será la primera vez que ambos formen como titulares en una defensa de cuatro. Lo hicieron en el choque ante el Málaga, donde reapareció Feddal tras su severo esguince, y durante la primera mitad ante la Real Sociedad, hasta que Laguardia tuvo que ser sustituido en el minuto 55. El balance, por tanto, es de dos goles encajados en 145 minutos.

La defensa del Alavés fue la línea que más elogios recibió durante los primeros encuentros de Liga, sobre todo por la encomiable resistencia que ofreció en el Calderón y en el Camp Nou, entre otros estadios. Las últimas jornadas, sin embargo, han retratado un equipo algo más frágil e incluso con algún error de marcaje, como el que derivó en el tanto del triunfo del Espanyol el pasado domingo. Laguardia tendrá la oportunidad de reivindicarse en uno de los campos más inaccesibles de Primera, donde el Sevilla ha sido el único en conseguir puntuar en Liga y donde solo el Osmanlispor logró el triunfo en la Europa League.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate